Equipo de adiestramiento canino

adiestramiento canino

Para llevar a cabo los ejercicios obediencia básica necesitas tener el equipo de adiestramiento canino adecuado. En esta página conocerás el equipo de adiestramiento obligatorio, sin el cual no podrás entrenar la obediencia básica.

También conocerás el equipo de adiestramiento opcional. Los elementos del equipo opcional no son imprescindibles, pero algunos te serán muy útiles y es recomendable que los consigas.

Equipo obligatorio para entrenar la obediencia canina

El equipo obligatorio es suficiente para entrenar a la mayoría de los perros. Consiste en un collar o arnés, una correa reglamentaria, una correa larga, comida en trocitos, juguetes para perros, una bolsa o riñonera, una manta o una cama para perros, y una libreta y bolígrafo para llevar el registro de cada sesión de adiestramiento.

Collar o arnés

Collar para perrosCuando empieces a entrenar en lugares abiertos necesitarás algunas herramientas para poder contener a tu perro si se distrae con algo. Si tu perro es mediano o grande, un collar te dará mayor seguridad que un arnés. En cambio, si tu perro es pequeño, un arnés (pechera) será suficiente y más seguro para tu mascota.

Recuerda que en el adiestramiento con clicker no se usan castigos positivos, así que el collar o el arnés sólo te servirán como herramientas de seguridad. Nunca los usarás para dar tirones o castigar en otra forma a tu perro. Por tanto, el collar debe ser un collar regular para perros, o collar de hebilla. No usarás collares de ahorque o púas.

Si tu perro usa un arnés, también debe ser uno regular, no uno contra tirones. No usarás un arnés contra tirones para entrenar a tu perro, porque con este método no necesitarás manipularlo físicamente.

Correa reglamentaria

Correa para perrosUna correa reglamentaria es una correa de dos metros de largo. Las mejores son las de cuero porque lastiman menos en caso que el perro jale. Sin embargo, es difícil conseguir una correa de cuero de buena calidad, y la mayoría se desgastan muy rápido.

Si no puedes conseguir una correa de cuero de buena calidad, consigue una de nylon. Las correas de nylon pueden lastimarte las manos si tu perro jala repentinamente, así que no son la mejor opción. Sin embargo, incluso las de mala calidad suelen ser resistentes y duran mucho. Si eliges una correa de nylon, busca una gruesa y ancha porque lastiman menos en caso que tu perro jale.

Al igual que el collar, la correa sólo te servirá como medida de seguridad. Sin embargo, ten por seguro que en algún momento tu perro jalará de la correa cuando entrenes el ejercicio de "caminar sin jalar la correa". Entonces, asegúrate que tanto la correa como el collar sean resistentes.

Si no consigues una correa de dos metros, busca una con longitud similar. Puede ser un poco más larga o más corta.

Correa larga

La correa larga tiene cinco o más metros de longitud. Te servirá como medida de seguridad cuando empieces a practicar ejercicios a distancia en lugares públicos. No la usarás para castigar a tu perro.

Con muchos perros no es necesaria la correa larga, pero proporciona una sensación de seguridad que ayuda mucho en el adiestramiento. Me atrevería a decir que es un elemento más útil para tranquilizar al entrenador que para contener al perro.

No necesitas la correa larga para empezar a entrenar porque recién comenzarás a usarla cuando entrenes ejercicios a distancia en situaciones reales. Eso ocurre en etapas avanzadas del adiestramiento.

Si no consigues una correa de cinco metros, puedes fabricar una con una cuerda. Sólo asegúrate que sea suficientemente gruesa para no lastimarte las manos si necesitas sujetarla repentinamente.

Las correas extensibles son excelentes para pasear, pero no sirven para el adiestramiento porque siempre mantienen alguna tensión sobre el collar o el arnés. No confundas la correa larga con las correas extensibles. La correa larga no es retráctil, es solamente una correa de cinco metros o más.

Comida en trocitos

La comida te servirá para reforzar las respuestas correctas de tu perro en las primeras etapas del adiestramiento. Para que sea efectiva, tiene que estar cortada en trocitos pequeños, de tal manera que puedas realizar muchas repeticiones en cada sesión.

Si los trozos de comida son muy grandes, tu perro se llenará rápidamente y no podrás hacer muchas repeticiones. Además, la tasa de reforzamiento será baja porque tu perro necesitará más tiempo para masticar y tragar.

No existen reglas precisas sobre el tamaño en que debe estar cortada la comida, pero pedacitos del tamaño de una arveja funcionan bien con la mayoría de los perros. En algunos casos quizás necesites usar pedazos más grandes al empezar las sesiones, pero eso lo aprenderás cuando veas cómo elegir los reforzadores.

Es importante que la comida que uses como reforzador sea algo muy agradable para tu perro. Con algunos perros puedes usar su comida regular o golosinas comerciales para perros, pero con otros necesitarás carne cocida, salchichas, pollo cocido y otras comidas para humanos.

Nunca uses golosinas para humanos porque pueden ser muy dañinas para tu perro. Especialmente el chocolate, que es tóxico para los perros y en grandes cantidades puede matarlos.

Juguetes para perros

Los juguetes son otros reforzadores muy efectivos. Aunque usarás comida para entrenar los primeros criterios de cada ejercicio, los juguetes te servirán para variar los reforzadores, fortaleciendo aún más las respuestas de tu perro.

También te servirán para reducir la latencia (aumentar la velocidad de respuesta de tu perro) porque te permitirán llevar a tu perro a un estado de gran entusiasmo.

Los juguetes más comunes en el adiestramiento canino son las pelotas, las cuerdas y los "chorizos" o mordientes. Los últimos son unos juguetes alargados que sirven para jugar al tira y afloja con el perro.

Sin embargo, los juguetes que usarás para entrenar a tu perro serán aquellos que más le gusten a él. Debes asegurarte que sean lo suficientemente grandes como para que no los pueda tragar, ya que eso puede ser muy peligroso. También debes asegurarte que no sean tóxicos.

Las pelotas de tenis son muy útiles y les gustan a la mayoría de los perros, pero debes cuidar que tu perro no las destroce porque podría tragarse los pedazos. El mismo consejo vale para cualquier juguete de tu perro.

Bolsa o riñonera

Riñonera - bolsa para recompensasTambién necesitarás una riñonera o bolsa que puedas sujetar a tu cinturón o ajustar alrededor de tu cintura. Esta bolsa te servirá para guardar los pedacitos de comida durante las sesiones de adiestramiento, de forma que los tengas a mano para dárselos a tu perro rápidamente.

Una riñonera funciona muy bien, pero también hay bolsitas especiales que venden en las tiendas para mascotas. Estas bolsas se venden como "bolsas para recompensas".

Manta o cama para perros

Una mantita o una cama para perros te servirá para enseñarle a tu perro a ir a su cama. Es un elemento muy útil cuando quieres entrenar a tu perro para que se quede en un sitio sin molestar.

Libreta y bolígrafo

Finalmente, necesitarás un cuadernito o una libreta y un bolígrafo. Este material te servirá para llevar el registro de las sesiones de adiestramiento.

También puedes usar un tablero de cartón prensado con un clip para sujetar las hojas. Yo uso uno de esos porque me resulta más cómodo imprimir los formularios de registro, como el formulario de ejemplo de los planes de adiestramiento canino, en lugar de hacerlos a mano.

Equipo opcional para entrenar la obediencia canina

El equipo opcional no es necesario con la mayoría de los perros, pero puede ser muy útil en algunos casos. Aunque no es obligatorio, te puede facilitar el entrenamiento de muchos ejercicios. Algunos de los elementos de este equipo son más útiles que otros, y algunos pueden parecerte completamente absurdos. De todos modos te los indico porque pueden resultarte de utilidad.

El equipo opcional consiste en un clicker, una jaula de viajes, un palito u otro objeto diana, un arnés contra tirones y una filmadora.

Clicker

Clicker - adiestramiento de perrosEl clicker es una cajita plástica que tiene una lámina metálica. Cuando lo aprietas y sueltas, hace un doble sonido "click-click".

Aunque el estilo de adiestramiento en que se basa este método se conoce como adiestramiento con clicker, el clicker no es necesario. El clicker funciona como reforzador condicionado, así que puedes reemplazarlo por un click hecho con tu lengua (pegas la lengua a tu paladar y la despegas rápidamente) o con una palabra corta y seca.

Podrías usar "Ok" o "Toma" en lugar del clicker. Si decides usar "Ok", asegúrate de no usar la orden "Aquí" para llamar a tu perro porque las dos palabras pueden ser muy parecidas cuando las pronuncias rápidamente.

De todos modos, el clicker es una herramienta muy útil. Cuando se usa correctamente, permite un timing mucho más preciso. Por eso, si puedes consigue un clicker. Te ayudará muchísimo en las etapas iniciales del adiestramiento.

Jaula de viajes o transportín

La jaula de viajes o transportín no es necesaria para los ejercicios de obediencia canina, pero puede servirte para complementar el ejercicio en el que tu perro se queda en un lugar sin molestar. No reemplaza a la manta, pero puedes practicar el mismo ejercicio con la jaula de viajes. Así, tu perro se acostumbrará a estar en la jaula.

La jaula de viajes sí es necesaria para enseñarle a tu perro otras cosas. Por ejemplo, es muy útil para enseñarle a tu perro a hacer sus necesidades en un lugar adecuado.

Palo u otro objeto diana

El palo diana también se conoce como "target stick" y sirve para guiar a tu perro. Primero le tienes que enseñar el ejercicio "Toca", que consiste en que tu perro toque con la nariz un extremo de ese palo.

Cuando tu perro conoce ese ejercicio, puedes usar el palo diana para guiarlo a diferentes posiciones y lugares, como si lo estuvieras guiando con comida.

También puedes usar otros objetos para este cometido, e incluso tu mano. Estos elementos son muy útiles para entrenar trucos y otros ejercicios, pero no son necesarios para la obediencia básica.

Arnés contra tirones

Es un arnés o pechera que tiene adelante la argolla en la que se une la correa. Entonces, si tu perro jala la correa, se desequilibra y gira, quedando frente a ti. Esto impide que jale la correa.

El arnés contra tirones te puede servir para que tu perro no jale la correa cuando lo sacas a pasear, pero no es una herramienta de adiestramiento. Si lo usas, sólo será para pasear a tu perro temporalmente, hasta que él aprenda a caminar sin jalar la correa. No usarás este arnés en las sesiones de adiestramiento.

No pienses que un arnés normal puede convertirse en arnés contra tirones sólo con cambiar el lugar de la argolla. Los arneses contra tirones tienen un diseño diferente y deben ajustarse correctamente para no lastimar la piel del perro, ya que su uso puede causar fricción en algunas zonas. Así que si quieres un arnés contra tirones, compra uno diseñado específicamente para esta función.

Filmadora

Sí, éste es el elemento absurdo al que me refería antes. Una filmadora no es necesaria para entrenar a tu perro y puedes pensar que estoy loco por sugerirla, pero la verdad es que puede ser muy útil.

Si tienes la posibilidad de filmar las sesiones de adiestramiento canino, hazlo. La mejor manera de comprobar que tu timing y la tasa de reforzamiento son correctos, es viéndote entrenar. Y solamente podrás hacer eso si te filmas.

La filmadora no es necesaria para entrenar a tu perro, pero ayudará muchísimo en tu aprendizaje. Por supuesto, no es un elemento por el que debas preocuparte. Si no tienes una filmadora... pues no la tienes y punto. Igual puedes entrenar a tu perro.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.