Generalización

adiestramiento canino

La generalización es la transferencia de las respuestas entrenadas a situaciones diferentes a aquellas en las que se llevó a cabo el adiestramiento. Es decir que para que tu perro responda correctamente en diferentes situaciones, tiene que generalizar lo que aprende durante las sesiones de adiestramiento.

Conceptos del análisis de conductas

La generalización es un concepto que puede implicar fenómenos más complejos, pero para fines prácticos solamente consideraremos la definición anterior.

Por ejemplo, a las bailarinas de ballet se les exige que mantengan una postura corporal erguida durante las prácticas, los ensayos y las presentaciones. Aunque esta exigencia no está presente en otras situaciones de su vida, las bailarinas de ballet siempre mantienen una postura erguida. Esto ocurre porque la conducta ha sido generalizada a diferentes situaciones.

En cambio, los alumnos de un colegio mantienen un comportamiento tranquilo y atento mientras el profesor está en el aula, pero juegan, ríen, corren y hacen otras cosas si el profesor sale. En este caso el comportamiento tranquilo y atento no se generaliza a otras situaciones porque depende de la presencia de un estímulo determinado; es decir que está bajo control de estímulos.

La generalización en el adiestramiento canino

La generalización es tan importante en el adiestramiento canino como el control por el estímulo. A través de la generalización puedes conseguir que tu perro obedezca y mantenga un comportamiento adecuado en diferentes circunstancias.

Los perros son excelentes discriminadores, por lo que es relativamente fácil conseguir el control por el estímulo en el lugar de adiestramiento. Sin embargo, también son malos generalizadores, por lo que resulta más difícil que respondan correctamente en diferentes situaciones.

Debido a que los perros generalizan mal, existen muchos perros que han sido "entrenados" pero solamente responden dentro de la casa, o en la escuela canina.

Quizás hayas conocido perros que fueron entrenados por adiestradores profesionales y que responden muy bien a su entrenador pero no a su dueño. Éste es el resultado de una generalización pobre, y es por eso que muchos adiestradores prefieren enseñarle al dueño en vez de trabajar solamente con el perro. También es por eso que es mejor que seas tú quien entrena a tu perro, y que el entrenador te guíe en el proceso.

También puede ser que conozcas perros que responden muy bien en su casa pero no en el parque. O perros que trabajan muy bien en una pista de competencia pero no en sus casas. Todos esos perros tienen un adiestramiento limitado, en el que no se ha dado mucha importrancia a la generalización de la respuesta.

A continuación puedes ver dos ejemplos sobre la generalización en el adiestramiento.

Ejemplo 1: Presencia de la generalización en el adiestramiento canino

Los perros de búsqueda y rescate proporcionan uno de los mejores ejemplos de generalización en el adiestramiento canino. Estos perros son entrenados para detectar personas a través de su olfato, y su adiestramiento se realiza en condiciones controladas aumentando gradualmente la complejidad del ambiente.

Una vez que los perros de búsqueda alcanzan un nivel determinado de adiestramiento, están listos para participar en operaciones de rescate de personas. Cuando se presenta una de esas situaciones, los perros responden de la misma forma que en las sesiones de adiestramiento porque han generalizado su entrenamiento.

Ejemplo 2: Ausencia de la generalización en el adiestramiento canino

Algunos competidores de schutzhund preparan a sus perros solamente para superar los requisitos de la competencia, pero no trabajan con situaciones variables. Entonces, estos perros responden correctamente sólo si las condiciones de la prueba son parecidas a las de las sesiones de adiestramiento.

Estos perros pueden fallar si se presenta un figurante notoriamente más grande o pequeño que aquél al que están acostumbrados, si el figurante usa la manga en el otro brazo, si los espectadores hacen mucho ruido, etc.

Por supuesto, no todos los perros de schutzhund tienen este problema. Muchos son entrenados con suficientes variantes ambientales como para generalizar su adiestramiento en grado extremo. En particular, los perros de schutzhund de alta competencia reciben un adiestramiento que incluye situaciones muy diferentes a las de la prueba.

En una ocasión pude ver un ejemplo parecido con un perro policía que se desorientó cuando se le puso en frente una figurante mujer de pequeño tamaño y que no se movía. Este perro tenía un adiestramiento excepcional de altísimo nivel, pero hasta ese momento sólo había atacado a figurantes hombres.

Además, el figurante con el que más se había trabajado (un excelente figurante, por cierto) es un señor de talla considerable. Entonces, el perro no había generalizado el ataque a otro tipo de personas. Por supuesto, el perro terminó atacando a la figurante pequeña. La generalización de esta conducta era algo que se buscaba en el adiestramiento de este perro, y la participación de diferentes figurantes era parte del programa de adiestramiento.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.