Planes de adiestramiento canino

adiestramiento canino

Antes de empezar a entrenar a tu perro debes tener claro qué es lo que quieres conseguir. ¿Estás entrenando a tu perro para que tenga buenos modales? ¿Quieres triunfar con tu perro en deportes caninos? ¿Sólo te interesa eliminar un mal hábito de tu perro?

Uno de los errores más grandes de los adiestradores aficionados consiste en entrenar siguiendo una receta. Por ejemplo, los tres primeros días entrenan la orden "Sentado", los tres siguientes entrenan la orden "Echado", luego pasan al ejercicio de "Junto", etc.

Uno de los problemas con ese enfoque es que no hay planificación y no se prevén las posibles contingencias. Otro problema, y quizás más importante, es que con ese enfoque se pueden enseñar muchos ejercicios pero no se sabe para qué.

Por eso es muy importante que planifiques el adiestramiento de tu perro. Primero tienes que definir un objetivo general. Por ejemplo, "quiero que mi perro responda de manera confiable en cualquier lugar y sin correa a todas las órdenes de obediencia canina básica".

Luego tienes que planificar las sesiones de adiestramiento para cada día. Para esto, tienes que definir el criterio sobre el que vas a trabajar en cada sesión, considerando los ocho factores siguientes:

1. Cuál tiene que ser la conducta final. Cómo se verá la conducta o el ejercicio final.

2. Cuál será la latencia de la conducta. ¿La respuesta tiene que ser inmediata o puede demorarse un poco?

3. Duración de la conducta. Si es que tu perro tiene que realizar esa conducta por un tiempo determinado (por ejemplo, estar echado por un minuto).

4. Distancia de respuesta. Si es que las órdenes o señales serán dadas desde lejos.

5. Lugares en que se presentará la respuesta. Por ejemplo, si estás entrenando la orden "Échate", seguramente querrás poder usarla en cualquier lugar que visites frecuentemente con tu perro. En cambio, si quieres que tu perro deje de ladrar cuando suena el timbre de casa, no necesitarás entrenarlo para que haga lo mismo en la casa del tío del amigo de la secretaria del cuñado de la hermana del vecino de tu dentista... a menos que el tío del amigo de la secretaria del cuñado de la hermana del vecino de tu dentista seas tú.

6. Las distracciones que se pueden presentar en la realidad. Por ejemplo, otros perros en el parque, niños corriendo en el patio, comida en el piso de la cocina, etc.

7. La orden o señal que usarás para esa conducta. Define si usarás una orden verbal, señales hechas con la mano, un silbato, etc.

8. Confiabilidad. Es la tasa de éxito de una conducta entrenada. Si bien todas las conductas finales deben ser altamente confiables, la confiabilidad para levantar el criterio de adiestramiento debe ser del 80% en dos sesiones consecutivas. Por supuesto, la confiabilidad de la conducta final debe ser lo más alta posible (cercana al 100%).

Ten en cuenta que la planificación diaria no necesariamente culminará con una conducta completa. Cada sesión debe ser planificada para alcanzar criterios de adiestramiento claramente definidos que, en la mayoría de los casos, serán pasos intermedios para lograr una conducta final. Un porcentaje de éxito del 80% en dos sesiones consecutivas es el necesario para aumentar el criterio en la siguiente sesión.

El registro de las sesiones de adiestramiento

Registrar el resultado de cada sesión de adiestramiento ayuda mucho a los adiestradores porque les da un panorama preciso del avance real de los perros. Una forma sencilla de planificar el adiestramiento de tu perro y hacer el seguimiento correspondiente consiste en llevar un registro como el del ejemplo siguiente:

  • Conducta: Boby se sienta a la orden inmediatamente, derecho y "cuadrado".
  • Orden (señal): Sentado
  • Latencia: Inmediata.
  • Lugares: En cualquier lugar
  • Distracciones: Cualquier distracción presente en lugares que frecuentamos, especialmente en el parque donde paseamos todas las mañanas. Otros perros, personas trotando, ciclistas, chicos jugando fútbol. Debe mantener la posición aunque las personas lo acaricien o se le acerquen otros perros.
  • Duración: Cuatro minutos (dos más que lo exigido por el reglamento de Obediencia Clase Internacional)
  • Distancia: 15 metros
Fecha
Criterio
RE
RE
RE
1-2-2008
Se sienta
3
8
9
2-2-2008
Se sienta derecho
5
8
8
3-2-2008
Se sienta cuadrado
6
9
8
4-2-2008
Se sienta mientras muevo los brazos
9
9
4-2-2008
Se sienta mientras miro en diferentes direcciones
8
9
5-2-2008
Se sienta mientras troto en mi posición
8
10
5-2-2008
Introducir la orden
8
8
6-2-2008
Reducir la latencia a menos de dos segundos
2
5
3

En el ejemplo anterior, conducta, orden, latencia, lugares, distracciones, duración y distancia corresponden a lo explicado anteriormente en esta página. Criterio es el criterio de adiestramiento sobre el cuál trabajas en cada sesión. RE muestra el número de repeticiones exitosas en cada sesión de 10 repeticiones. Existen tres columnas porque en el registro de ejemplo se asumen tres sesiones por día, pero tu registro puede tener más.

El ejemplo es hipotético, igual que el perro Boby, pero te permite tener una idea de cómo registrar el avance de las sesiones de adiestramiento para la orden "Sentado".

Nota que el ejemplo asume solamente tres sesiones por día, lo que daría alrededor de cinco minutos diarios de adiestramiento. Esto es muy poco, pero vale para explicar cómo llevar el registro. Si llevas a cabo más sesiones diarias, puedes introducir la orden en uno o dos días.

Analicemos el ejemplo:

El primer día sólo quieres que Boby se siente. En la primera sesión la tasa de éxito es inferior al 80%, por lo que mantienes ese criterio. En las dos siguientes sesiones logras un éxito de 80% o más, así que levantas el criterio.

Al día siguiente tu criterio es que Boby se siente derecho. Es decir que debe estar equilibrado lateralmente, sin apoyarse sobre un costado. También te toma tres sesiones conseguir el 80% de éxito para dos sesiones consecutivas.

El siguiente día quieres que Boby se siente cuadrado, o equilibrado sobre el eje antero-posterior. Es decir que no debe estirar hacia adelante sus patas delanteras. Logras esto en tres sesiones más.

El 4-2-2008 empiezas a generalizar la conducta, estableciendo como criterio que Boby se siente aunque estés moviendo los brazos. Como sólo te toma dos sesiones alcanzar el 80% de éxito, dedicas otras dos sesiones de ese día a un nuevo criterio: Boby se sienta mientras miras en diferentes direcciones. Consigues este criterio en las dos sesiones y es la primera vez que trabajas con dos criterios en un día (pero en diferentes sesiones de adiestramiento).

Al día siguiente continúas generalizando la conducta, pero esta vez trotando en tu sitio. Consigues este criterio y decides introducir la orden. También consigues este criterio en el mismo día, habiendo hecho un total de cuatro sesiones en un día para dos criterios diferentes.

El último día de esa semana decides reducir la latencia (el tiempo entre la orden y la respuesta de tu perro) a menos de dos segundos. Pero no consigues el 80% de éxito en tres sesiones, por lo que debes replantear tu criterio para la siguiente sesión. Quizás debas pensar en un tiempo un poco mayor para comenzar, tres segundos o algo así, y reducirlo poco a poco.

El ejemplo solamente incluye algunos de los criterios que necesitas para lograr la conducta final. Todavía te faltaría reducir la latencia, generalizar la respuesta en diferentes lugares, aumentar distracciones, aumentar la duración y aumentar la distancia. Deberías planificar cada nueva sesión en función a los resultados obtenidos en la sesión anterior.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.