Perros de asistencia

perro guía

Un perro guía esperando el tren con su compañera humana.

Fotografía de Evan P. Cordes, bajo licencia CC BY 2.0.

Los perros de asistencia son perros especialmente entrenados para ayudar a personas con discapacidad.

Además del apoyo que brindan en la interacción de las personas con el mundo físico, también brindan una gran ayuda psicológica y mejoran la calidad de vida de sus compañeros humanos.

Tipos de perros de asistencia

Existen muchos tipos diferentes de perros de asistencia en función a las labores que cumplen, pero todos (o casi todos) pueden clasificarse en tres grandes categorías: perros guía, perros señal y perros de servicio.

1. Perros guía o perros lazarillos

Los perros guía o lazarillos ayudan a personas ciegas y con serias deficiencias de la vista a trasladarse con seguridad de un lugar a otro. Estos son los más antiguos de todos los perros de asistencia y existen referencias sobre su existencia desde el siglo XVIII, aunque los perros lazarillos modernos aparecieron después de la Primera Guerra Mundial.

Estos perros son entrenados para detenerse en el bordillo de la acera, detenerse al llegar a escalones y sortear todo tipo de obstáculos, cuidando de la seguridad del no vidente. También aprenden a ignorar órdenes cuando dichas órdenes ponen en riesgo a la persona que guían.

La persona ciega decide hacia donde quiere ir y el perro se encarga de indicarle cuándo avanzar, cuándo detenerse y cómo moverse para llegar a destino. Esta comunicación se logra a través del arnés que lleva el perro y la manija que sujeta la persona.

Las razas más comunes para esta función son el labrador, el golden retriever y el pastor alemán. Sin embargo, recientemente también se han empezado a usar cruces como el labradoodle (cruce de labrador y poodle) que son más adecuados para personas alérgicas, ya que no pierden pelo.

2. Perros señal

Los perros señal son perros de asistencia para personas sordas y con déficit auditivo. Estos perros son entrenados para tocar con la pata o el hocico a sus humanos cada vez que escuchan determinados sonidos. De esta forma, alertan a las personas y las ayudan a desenvolverse mejor y con mayor seguridad.

Entre los sonidos comunes que alertan los perros señal se encuentran:

  • Timbre de casa
  • Despertador
  • Alarma del horno
  • Alarmas de electrodomésticos (microondas, lavadoras, etc.)
  • Alarmas contra incendios
  • Bocinas de automóviles
  • Llantos de niños y bebés

Generalmente los perros señal son rescatados de albergues para animales después de una cuidadosa selección. Por tanto, no existen razas de perros predominantes en esta función y muchos de estos perros son mestizos.

3. Perros de servicio

Los perros de servicio son los que ayudan a personas con otras discapacidades y necesidades especiales. En este grupo puedes encontrar una variedad de perros que cumplen diferentes funciones. Entre los perros de servicio más comunes están:

  • Perros de aviso. Son perros entrenados para avisar sobre una determinada condición clínica. Por ejemplo, los perros para diabéticos que son capaces de detectar y avisar las hipoglicemias antes de que sean serias. O los perros para epilépticos que avisan las convulsiones antes de que ocurran, permitiendo así a la persona buscar un lugar seguro y pedir ayuda. En algunos casos los perros también son entrenados para activar un sistema de alerta para pedir ayuda.
  • Perros para personas con autismo. Estos perros ayudan a resguardar la integridad física de la persona autista y controlar situaciones de emergencia. Entre sus funciones se encuentran evitar las conductas de fuga, reducir las conductas estereotipadas, facilitar la integración social y buscar ayuda cuando sea necesario. No todos los grados de autismo se pueden beneficiar de estos perros.
  • Perros para personas con discapacidad física. Son perros entrenados para ayudar a personas con problemas físicos y motores. Estos perros aprenden a encender y apagar luces, cobrar (recoger) objetos, abrir y cerrar puertas, abrir y cerrar cajones, desvestir a la persona, jalar una silla de ruedas y dar apoyo cuando la persona ha caído.

Los perros de servicio no siempre vienen de un programa de cría, y muchas veces son rescatados de un albergue de animales, por lo que no existen razas predominantes en estas funciones.

Acerca de la selección y el adiestramiento de los perros de asistencia

Para que un perro se convierta en un perro de asistencia, tiene que pasar por un proceso de adiestramiento y selección. Durante este proceso, el perro es socializado con personas, otros perros y otros animales, además de recibir el adiestramiento canino básico.

Posteriormente se le hace una evaluación de temperamento, carácter y habilidades físicas, para determinar si podrá convertirse en un perro de asistencia. Los perros que superan estas evaluaciones empiezan su entrenamiento específico para la función que se les asignará (perros lazarillos, perros señal o perros de servicio).

La mayoría de los perros guía provienen de criaderos especializados en determinadas razas como el labrador, el golden retriever o el pastor alemán. Esto responde a que los perros guía necesitan una altura determinada para cumplir con su labor y a que las razas utilizadas tienen buenas capacidades psicológicas y gran aceptación por el público.

Sin embargo, los perros señal y los perros de servicio pueden ser animales rescatados de albergues, a los que se les da una segunda oportunidad. Estos perros también cumplen con todos los requisitos para ayudar a las personas, ya que son sometidos al adiestramiento y las evaluaciones pertinentes.

Ocasionalmente las organizaciones encargadas de otorgar perros de asistencia, deciden que se puede entrenar un perro que ya tenga la persona con discapacidad. Esto es raro, pero en ocasiones se hace cuando tanto el perro como la persona discapacitada cumplen con los requisitos de la organización en cuestión.

Finalmente, existen personas que entrenan sus propios perros de asistencia. Esto puede hacerse cuando se trata de perros señal o perros de servicio, pero no para perros lazarillos. Cuando se hace, es necesario tener experiencia previa en adiestramiento canino y contar con el apoyo de un entrenador profesional que haya trabajado con perros de asistencia.

De cualquier manera, es importante hacer notar que no todos los perros que reciben el entrenamiento logran convertirse en perros de asistencia. Por tanto, para entrenar a un perro de asistencia por cuenta propia hay que estar muy conscientes de que existe una alta probabilidad de fracaso.

Selección de los usuarios y entrega de los perros

Los potenciales usuarios que solicitan un perro de asistencia también son evaluados para ver si van a poder hacerse cargo del animal y si el perro va a suponer una verdadera mejoría en su calidad de vida. En los casos en los que se acepta la solicitud, el usuario tiene que participar por lo menos en las últimas etapas del adiestramiento para aprender a relacionarse con el perro. También tiene que aprender a mantener el adiestramiento del perro de asistencia y comprometerse a participar en las sesiones de mantenimiento que se hacen de forma periódica.

Además de todo lo relacionado con el adiestramiento y el cuidado de los perros, los usuarios tienen que comprender que los perros de asistencia son seres vivos y deben ser tratados como tales. Por tanto, deben permitir que los perros tengan períodos de esparcimiento, jueguen con otros perros, reciban paseos y mucho cariño.

Ventajas adicionales de los perros de asistencia

Además de las ventajas directas que proporcionan los perros de asistencia, también brindan mucho apoyo psicológico. La simple compañía que ofrecen suele ser un estimulante para tomar la vida con mejor actitud y más alegría. Además, ayudan a sus humanos a relacionarse con otras personas (principalmente con otra gente de perros) y los obligan a hacer algo más de ejercicio.

En resumen, los perros de asistencia no sólo son animales útiles para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, sino que son verdaderos amigos que hacen de la vida un viaje mucho más seguro, feliz y digno.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.