Dálmata

dálmatas

Raza: Dálmata

Otros nombres: -

Clasificación FCI: Grupo 6: Perros tipo sabueso, perros de rastro y razas semejantes. Sección 3: Razas semejantes.

Origen: Croacia

Función zootécnica: Perro de caza, perro de compañía, perro familiar.

Altura a la cruz (machos): 56 - 62 cm.

Altura a la cruz (hembras): 54 - 60 cm.

Peso (machos): -

Peso (hembras): -

Foto de Dalmatiner24.eu en el dominio público, vía Wikimedia Commons.

A pesar de ser una raza muy conocida desde hace mucho tiempo, la historia antigua y los orígenes del dálmata son realmente desconocidos.

Las primeras imágenes de dálmatas son de pinturas y frescos croatas que datan del siglo XVII. Este es el principal motivo por el que la Federación Cinológica Internacional (FCI) le adjudica el origen de la raza a la región croata de Dalmacia, pero existen hipótesis diferentes que sugieren que este perro se habría originado mucho antes en otros lugares.

Sea como fuere, el dálmata se difundió a lo largo y ancho de todo el mundo. Durante toda su existencia, desempeñó una multitud de funciones. Fue empleado como perro de caza, perro de compañía, guardián, etc.

Sin embargo, su consagración como "perro cochero" de la clase alta inglesa ocurrió a fines del siglo XVII. En esa época los nobles y acaudalados británicos hacían que una jauría de dálmatas acompañara sus coches para mostrar su poder. Supuestamente, esto cumplía una doble función: proteger a los caballos de los perros vagabundos y proporcionar una visión más estética del coche.

Con la invención del automóvil, los perros cocheros desaparecieron y la popularidad de la raza cayó. Sin embargo, los dálmatas también acompañaban a los carros bomberos y esa tradición se mantuvo. Hoy en día siguen siendo parte de los cuerpos de bomberos en muchas partes del mundo, aunque ahora viajan sobre el camión.

La popularidad de la raza resurgió en la década de 1960 gracias a la película "Los 101 dálmatas" de Disney y posteriormente tuvo un nuevo incremento con la segunda versión de la misma. Lastimosamente, esto terminó perjudicando a la raza, ya que el antiguo perro cochero se convirtió en un favorito de la gente y, por tanto, empezó a criarse indiscriminadamente en fábricas de cachorros. El resultado fue la sobrepoblación de la raza y muchas enfermedades hereditarias por la alta consanguinidad y reproducción indiscriminada.

Hoy en día el dálmata es un perro muy popular y es más común verlo como un perro de compañía y familiar, antes que cazando o corriendo junto a los medios de transporte.

Apariencia

Esta es una raza hermosa, elegante y distinguida por su pelaje blanco particularmente moteado. La cabeza es proporcionada y armónica con el resto del cuerpo, está libre de arrugas y tiene forma de prisma. La depresión naso-frontal (stop) está moderadamente definida. La nariz debe ser del mismo color de las manchas del cuerpo. Los ojos son ovalados y su color también corresponde al de las manchas. Las orejas son de inserción alta, triangulares, con bordes redondeados, colgantes y moteadas.

El cuerpo es rectangular, siendo su longitud un poco mayor que la altura a la cruz. La espalda es poderosa y recta, mientras que el lomo es corto y la grupa algo inclinada. El pecho es profundo y no muy ancho. El vientre es moderadamente recogido, pero no hundido. La cola es larga, en forma de sable y se prefiere moteada.

El pelaje es corto, brillante, duro y tupido. Es blanco moteado con manchas negras o manchas marrones.

Temperamento y carácter

El dálmata es un perro amistoso, seguro de sí mismo y muy activo. Le gusta mucho nadar y si tiene la oportunidad trotará sin cansancio siguiendo su olfato y su curiosidad.

Estos perros suelen llevarse bien con otros perros y con otros animales. Por norma general, también son amistosos con personas desconocidas, aunque no son tan sociables como los labradores o los golden retriever. Algunos, sin embargo, son reservados con los extraños, pero la agresividad innecesaria es rara en la raza. La socialización a temprana edad es importante para que el dálmata sea un perro amistoso en su etapa adulta.

Estos perros toleran de buena gana a los niños que saben respetarlos, pero pueden resultar muy activos para niños pequeños. No tienen mucha tolerancia con los niños que los molestan, y pueden reaccionar mordiendo.

Se dice que esta raza es rebelde y cuesta enseñarle cosas. Nada más lejos de la verdad. Si bien el dálmata puede distraerse con cierta facilidad, resulta muy fácil de entrenar cuando se usan métodos positivos. De hecho, el adiestramiento con clicker funciona muy bien con esta raza.

El principal problema de comportamiento del dálmata ocurre cuando no recibe ejercicio ni compañía suficientes. Esta raza necesita estar con su familia y no se encuentra bien viviendo en el jardín. La ansiedad y la falta de ejercicio suelen llevar al dálmata a destrozar cosas y arruinar el jardín.

Hay que tener en cuenta que la incidencia de sordera es muy alta en esta raza. Los perros sordos pueden presentar comportamientos agresivos porque son sorprendidos con más facilidad, ya que no escuchan cuando uno se acerca.

Salud y cuidados

Lastimosamente la raza es propensa a muchas enfermedades. Las enfermedades más comunes en el dálmata son: dermatitis alérgica, atopia, infecciones por hongos, alergias alimenticias, hipotiroidismo, demodicosis, tumores cutáneos, cálculos renales y uretrales, cardiomiopatías y sordera.

La sordera tiene una incidencia muy alta en la raza, y afecta a más del 10% de los perros de esta raza.

Por su parte, los cálculos renales y uretrales son muy comunes en la raza porque el dálmata es el único mamífero que no puede metabolizar el ácido úrico en alantoína. Esto incide directamente en la formación de cálculos en el tracto urinario.

El cuidado del pelaje es muy simple y no necesita de peluquería canina ni de herramientas especiales. Basta con el cepillado ocasional para mantener en buen estado el pelo. Lógicamente el cepillado frecuente ayuda a retirar el pelo muerto y evitar que los muebles y la ropa se llenen de pelo de perro.

Estos perros necesitan mucho ejercicio y compañía. Además de los paseos diarios, necesitan realizar alguna actividad física que les ayude a quemar tanta energía que tienen. Los juegos o la práctica de deportes caninos pueden ayudar con esto.

De cualquier manera, son perros que pueden adaptarse bien a la vida en departamento si es que reciben el ejercicio que necesitan.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.