Galgos, los perros más rápidos del mundo

razas de perros

Los galgos son perros de caza que destacan por su gran velocidad y agilidad. Estos perros aprovechan su gran velocidad para capturar las presas que persiguen. Su velocidad es tal que algunas razas de galgos se encuentran entre los animales terrestres más rápidos del mundo.

Aunque existen galgos de diferentes tamaños y apariencias, la estructura general de estos perros viene determinada por la función original a la que eran sometidos: la cacería de animales rápidos como conejos, liebres y ciervos.

Es por eso que el cuerpo de los galgos es largo, delgado y de constitución ligera. Además las patas son largas y finas, pero fuertes, y se dice que la cola alargada de estos perros les ayuda a maniobrar a grandes velocidades.

La cabeza de los galgos también es delgada y alargada. Esta cabeza delgada y alargada es poco común en otros perros domésticos, y se conoce como cabeza dolicocéfala. Por ser tan delgada, a veces la cabeza de los galgos parece ser más larga de lo que en realidad es.

Galgos - cabeza del borzoiDatos curiosos sobre la cabeza de los galgos

Dado que la cabeza del galgo es tan delgada, se crearon los collares tipo "martingale" que son collares de semi-ahorque. Esos collares están diseñados para cerrase un poco cuando el perro tira de la correa, evitando así su deslizamiento hacia afuera.

Usados correctamente, esos collares no deben cerrar como un collar de ahorque, sino sólo lo suficiente para que el perro no se libere del collar, pero sin cerrar el paso de aire por las vías respiratorias ni el flujo sanguíneo al cerebro.

La Federación Cinológica Internacional (FCI) agrupa a todos los galgos en el grupo 10, bajo el nombre de lebreles (nombre derivado de la caza de liebres con estos perros). Sin embargo, al igual que con otros tipos de perros, la clasificación de los galgos resulta complicada porque existen razas de perros que tienen características de galgos y de otros tipos de perros. Por ejemplo, el Basenji es un perro que por sus características físicas podría ser clasificado entre los galgos, pero está incluido en un grupo diferente.

Razas de galgos

La lista siguiente corresponde a las razas de galgos reconocidas por la FCI e incluidas en el grupo 10 (lebreles) de dicha federación. Como existen algunas razas no reconocidas por la FCI, esas no se encuentran en la lista.

Aunque todas estas razas comparten el nombre genérico de galgos, el término "galgo" suele usarse para referirse solamente al galgo español. Normalmente las otras razas son designadas por sus nombres en otros idiomas o por sus nombres completos.

Galgos, pastores y terrier: el lurcher

El "lurcher" es un tipo de perro resultante de la cruza entre un galgo y un perro de trabajo, generalmente un perro pastor o un terrier. Como no es una raza, sino un tipo de perro, su tamaño puede variar mucho de un individuo a otro. El lurcher fue desarrollado en Irlanda y Gran Bretaña por gitanos irlandeses, y se utilizaba para cazar conejos, liebres y otros animales pequeños.

Usos de los galgos

Galgo afganoOriginalmente los galgos se usaban como perros de caza, aprovechando su gran velocidad para perseguir y capturar animales generalmente pequeños. La mayoría de esas presas correspondían a conejos y liebres, y de ahí viene el nombre de lebreles, con el que también se conoce a los galgos.

Sin embargo, los galgos también se han utilizado y se siguen usando para cazar animales de mayor tamaño, como los ciervos.

Actualmente los galgos se emplean principalmente como mascotas y perros de exposición. Sin embargo, en algunos lugares también se los utiliza para la caza de liebres y conejos, y en carreras de perros.

Tanto la caza con galgos como las carreras de galgos se han convertido en actividades muy polémicas y criticadas por los defensores de los animales, ya que en ambas actividades existen casos de crueldad inconcebible hacia los perros.

El maltrato de galgos

Algunas actividades del ser humano han derivado en maltrato a los animales, mientras que otras que se originaron en la necesidad de conseguir alimento, derivaron en la falta de respeto hacia formas de vida diferentes. Las carreras de galgos y la caza con galgos son dos de esas actividades, y entre sus consecuencias están muchas muertes y abandonos de estos perros.

En el caso de las carreras de galgos, los perros ganadores pueden producir grandes cantidades de dinero para sus propietarios. Por tanto, esa es antes que nada una actividad económica, y los galgos que no son competitivos suelen ser sacrificados, abandonados o vendidos por precios muy bajos para investigación médica. Además, muchos galgos (especialmente los greyhound) son criados exclusivamente para carreras, por lo que esa actividad aumenta la sobrepoblación canina, con lo que también aumentan los abandonos y los perros callejeros.

Por su parte, la caza con galgos es directamente violenta con las liebres que son cazadas. Pero además, los galgos se han convertido, al menos en España, en perros "de usar y tirar", que son utilizados durante la temporada de caza y luego son abandonados o sacrificados, generalmente por métodos violentos, ya sea quemando o ahorcando a los pobres perros.

Será una maravilla cuando estos abusos dejen de existir y los galgos puedan ser perros que comparten armoniosamente sus vidas con los humanos. Mientras tanto, es bueno saber que existen algunas organizaciones que luchan por los derechos de los perros más rápidos del mundo: los galgos.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.