Sabueso español

Sabueso español

Raza: Sabueso español

Otros nombres: -

Clasificación FCI: Grupo 6: Perros tipo sabueso, perros de rastro (exceptuando lebreles) y razas semejantes. Sección 1.2: Perros tipo sabueso de talla mediana.

Origen: España

Función zootécnica: Perro de rastro para caza menor y mayor.

Altura a la cruz (machos): 52 - 57 cm.

Altura a la cruz (hembras): 48 - 53 cm.

Peso (machos): -

Peso (hembras): -

Foto del Club del Sabueso Español y Razas Afines bajo licencia CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons.

La antigüedad del sabueso español se hace evidente en los registros que existen de la raza desde el siglo XIV. En esa época ya se hacía referencia a sus grandes cualidades para la caza en el "Libro de la Montería" de Alfonso XI, rey de Castilla, así como en otros tratados sobre la caza.

Originalmente existían dos tipos de sabuesos españoles, los lebreros que eran más pequeños y ligeros, y los monteros que eran más grandes y pesados. Hoy en día solamente se reconoce un único tipo de la raza.

Estos perros eran muy empleados para la caza mayor, pero actualmente son más usados para cazar la liebre a vuelta. Es decir que una vez que el perro ha levantado la pieza la vuelve a llevar al lugar donde la levantó, donde espera el cazador que le dará muerte.

Sin embargo, todavía se usan estos sabuesos para la caza mayor, especialmente la caza a traílla del jabalí.

La raza es poco conocida fuera de los círculos cinegéticos españoles, pero entre los cazadores de ese país es una raza muy apreciada por su buen olfato y tenacidad.

Apariencia

El sabueso español tiene ciertas similitudes con el bloodhound, aunque es más pequeño y alargado. Su cabeza es larga, abovedada y moderadamente ancha. La depresión naso-frontal (stop) es poco marcada. El color de la nariz puede ir desde un marrón claro hasta el negro intenso. Los ojos son medianos, de forma almendrada y color avellana oscuro. Las orejas son largas, grandes y caídas. Cuelgan en forma de tirabuzón y tienen el extremo redondeado.

El cuerpo es mediano, fuerte, robusto, de huesos gruesos y perfil rectangular (longitud claramente mayor que la altura a la cruz). La espalda es larga y ancha. El lomo también es ancho y alargado, y es ligeramente elevado con relación a la espalda. El pecho es muy desarrollado, ancho, profundo y alto. El vientre es poco recogido.

La piel es muy elástica, gruesa y suelta. A veces forma arrugas frontales en la cabeza. El pelaje es tupido, corto, fino y bien pegado al cuerpo. Es de color blanco y anaranjado (desde el limón hasta el rojizo fuerte).

Temperamento y carácter

Este sabueso es muy independiente, tenaz, activo, valiente y curioso. Su temperamento es excelente para seguir el rastro en el monte y para enfrentar a los animales que persigue. Sin embargo, es un perro más adecuado para la caza que para acompañar a la familia, ya que prefiere seguir un rastro que ser mimado.

Es importante socializar al sabueso español desde temprana edad para que se lleve bien con la gente y con otros perros. Bien socializado tolera de buena gana a los extraños y a otros perros, pero no es un perro muy cariñoso (tampoco agresivo). Puede aguantar a los niños, pero preferirá alejarse de ellos si lo persiguen demasiado. Puede tolerar a otros animales con los que haya sido socializado, pero sus fuertes instintos cazadores pueden llevarlo a atacar a animales pequeños.

Al igual que ocurre con otros sabuesos, el español no destaca en adiestramiento en obediencia. Sin embargo, se pueden conseguir resultados aceptables con el adiestramiento en positivo. En cambio, el adiestramiento para rastro, búsqueda de sustancias y cacería es extremadamente fácil con esta raza.

Este sabueso no ladra excesivamente, pero sus ladridos son muy poderosos y pueden incomodar a los vecinos. Además, puede resultar destructor si no se le brinda el ejercicio diario que necesita.

Salud y cuidados

El sabueso español no tiene grandes problemas de salud, pero puede desarrollar obesidad con cierta facilidad si no se cuida su alimentación.

El cuidado del pelaje solamente demanda el cepillado ocasional. Sin embargo, la mayoría de estos perros no reciben ningún cepillado en toda su vida porque son perros de caza y no de familia.

Esta raza no se adapta a la vida en ciudades y mucho menos a la vida en departamento. Necesita mucho ejercicio diario, así como paseos. Puede vivir bien en una casa con jardín amplio en los suburbios, pero el lugar ideal para un sabueso español es una propiedad rural.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.