Schnauzer

perro schnauzer

Hermoso ejemplar adulto de un perro schnauzer.

Fotografía obtenida de Wikimedia Commons, bajo licencias GNU y Creative Commons.

El schnauzer es un perro elegante, ágil y robusto, que se caracteriza por su gran inteligencia y enorme lealtad. Informalmente también se lo llama schnauzer estándar, aunque ese no es el nombre oficial de la raza.

Apariencia del schnauzer

En términos generales, este perro es un animal muy elegante, de perfil cuadrado (altura a la cruz igual a la longitud del cuerpo) y de apariencia digna y altiva. Es de tamaño medio, compacto y de pelaje áspero.

La línea dorsal desciende levemente desde la cruz hacia la parte posterior. Tanto la espalda como el lomo son cortos y fuertes, mientras que la grupa es levemente redondeada. El pecho es de ancho moderado y profundo, llegando hasta los codos. Los flancos se recogen en el vientre, pero no exageradamente.

La cabeza del schnauzer está cubierta de pelaje tupido que forma cejas prominentes, es fuerte y larga, con la frente plana y el occipucio poco marcado. Su longitud corresponde aproximadamente a la mitad del largo del cuerpo (medido de la cruz a la base de la cola). El stop, o depresión naso-frontal, es muy evidente debajo de las cejas.

El hocico es recto y tiene forma de cuña truncada. La nariz es amplia y de color negra, mientras que los labios, también negros, están bien pegados sobre los maxilares. La mordida es fuerte y en tijera.

Los ojos de este perro son ovalados, medianos y orientados hacia adelante. Tienen expresión vivaz. Las orejas tienen forma de "V" y caen hacia adelante. Antiguamente se amputaban, pero el estándar actual de la Federación Cinológica Internacional (FCI) exige orejas completas.

La cola debe ser natural y tener forma de sable o de hoz. Antiguamente se amputaba, pero afortunadamente para los perros, el estándar actual de la raza exige las colas naturales.

El pelo está formado por dos capas. La capa externa es áspera y moderadamente larga, sin ser hirsuta ni ondulada. La capa interna es una tupida lanilla. El pelaje de la cabeza es muy característico de la raza, formando cejas en la frente y una barba tupida en el hocico.

Para esta raza sólo se aceptan dos variedades de color, el negro puro con lanilla interior negra y el "sal y pimienta".

Temperamento y carácter del schnauzer

Los perros schnauzer tienen una personalidad fuerte y suelen ser muy seguros de ellos mismos, intrépidos y confiados, llegando muchos incluso a ser arrogantes. A pesar de esto, o quizás a causa de esto, su temperamento suele ser muy estable y son perros confiables y muy leales.

Es muy importante socializarlos desde cachorros para que su fuerte personalidad no cause problemas posteriormente. Correctamente socializados se llevan bien con las personas y toleran bien a otros perros y otras mascotas. Sin embargo si la educación y socialización de los perros no se hace de manera correcta y a temprana edad, los schnauzer pueden ser agresivos con otros perros del mismo sexo, ser cazadores de animales pequeños y ser reservados con extraños.

En lo que respecta a la educación del perro y el adiestramiento canino, responden muy bien siempre que reciban un trato justo y respetuoso. Se pueden conseguir resultados excepcionales cuando se los entrena de forma consistente y con métodos positivos. Sin embargo, en esta raza el adiestramiento tradicional produce resultados mediocres y perros desmotivados.

Los schnauzer son perros activos que necesitan ejercicio físico y mental. Cuando no reciben el ejercicio suficiente pueden convertirse en perros destructores. Sin embargo, el problema de comportamiento más conflictivo en esta raza es el de guardián de recursos. Para evitarlo es muy importante socializar a los perros desde temprana edad y enseñarles ejercicios de obediencia canina que ayudan a desarrollar autocontrol.

Cuando están correctamente socializados y educados, los perros schnauzer son excelentes mascotas para personas solas y familias que disfrutan de actividad física moderada. También son excelentes mascotas para familias con niños grandes, ya que se llevan bien con ellos. Sin embargo, no es la raza más adecuada para familias con niños muy chicos, ya que puede reaccionar mal ante las travesuras y los malos tratos inconscientes de los pequeños.

Peso y altura

La altura a la cruz va de 45 hasta 50 centímetros, tanto para machos como para hembras. El peso ideal, por su parte, va de 14 a 20 kilogramos, tanto para perros machos como para hembras.

Salud y cuidados

A diferencia de muchas otras razas de perros, el schnauzer tiende a ser un animal saludable sin incidencias elevadas de enfermedades hereditarias. Sin embargo, ocasionalmente presenta dermatitis folicular y puede sufrir de displasia de cadera. Aún siendo un perro saludable, es importante que reciba cuidados veterinarios preventivos y curativos, al igual que otros perros.

El pelaje requiere de algún esfuerzo para mantenerse bien, pero nada del otro mundo. Suele ser suficiente con el cepillado día por medio para evitar que se enrede y hay que llevar al perro a la peluquería canina unas tres o cuatro veces al año para que den forma y ayuden a cuidar el pelo. Debido a esto, es muy útil enseñarle a tu schnauzer a usar los transportines para perros y sentirse seguro en ellos.

El ejercicio moderado es necesario para estos perros. Aunque no son tan activos como los schnauzer gigantes, sí requieren de dos a tres paseos diarios y algún tiempo de juego. También pueden participar en deportes caninos como el agility o el freestyle canino, pero hay que evitar saltos bruscos cuando todavía los perros no están completamente desarrollados. Son excelentes compañeros de trote y caminatas.

Estos perros tienen un carácter fuerte y algo independiente, pero necesitan compañía frecuente. Los schnauzer no son animales aptos para quedarse solos todo el día.

Por otra parte, pueden vivir muy bien en un departamento siempre que reciban suficientes paseos y ejercicio, pero es mejor si cuentan con un jardín donde puedan correr libremente. Lo ideal es que puedan usar el patio o el jardín para ejercitarse (además de sus paseos diarios), pero que duerman dentro de la casa.

Historia del schnauzer

El origen de esta raza se encuentra en Alemania, donde el schnauzer acompañaba los carruajes, cuidaba los establos y mataba roedores y otras alimañas. Además, era muy apreciado como perro de compañía y para cuidar a los niños.

A fines de los 1800, se presentó por primera vez a la raza en una exposición canina. Sin embargo, se la presentó como pinscher de pelo duro. Posteriormente y haciendo alusión a su característica barba y bigote se le dio el nombre de schnauzer, que deriva de la palabra alemana "schnauze" que significa hocico.

Con el paso del tiempo se cruzó a esta raza con otras razas caninas para buscar las mismas cualidades en diferentes tamaños. Es así que el schnauzer dio origen al schnauzer gigante y al schnauzer miniatura.

Hoy en día el schnauzer es un excelente perro de compañía, de trabajo y de exposición. Y aunque destaca en muchas labores, su principal función es la de acompañar y alegrar a los suyos.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.