¡Mi perro tiene pulgas!

salud y cuidados del perro

Pulgas, esos asquerosos bichejos sin alas que hacen que tu perro se la pasa rasca que te rasca.

Las pulgas son insectos sin alas y aplanados por los lados, que pueden saltar enormes distancias. Tienen tres pares de patas, pero es el último el que utilizan para sus saltos acrobáticos.

Existen unas 2000 especies de pulgas, pero sólo cuatro son comunes en los perros: las pulgas de los perros, las pulgas de los gatos, las pulgas de los humanos y las pulgas sedentarias de las aves.

Aunque las pulgas evolucionaron para parasitar un organismo en particular, también se adaptaron a nuevas condiciones. Por eso, las pulgas de los gatos (que son las más comunes) pueden parasitar perros y otros animales. De la misma forma, las pulgas de perros pueden pasar a otros hospederos, incluso los humanos.

Aunque no es frecuente que las pulgas de una especie pasen a otra, sí es posible. Por eso, si tu perro tiene pulgas, ellas lo preferirán a él, pero dada la necesidad podrán parasitarte a ti o a tu gato.

Los daños que causan las pulgas

Por sí mismas, las pulgas no causan más que molestia y picazón. Sin embargo, existen algunas enfermedades serias que pueden ser transmitidas por las pulgas.

Entre estas enfermedades se encuentran la dermatitis alérgica, que ocurre cuando el perro tiene alergia a las pulgas. En este caso, el perro pierde pelo y se rasca continuamente. También puede morderse con frecuencia las zonas más afectadas e incluso llegar a causarse heridas.

Otras enfermedades asociadas con la picadura de las pulgas son los vermes del corazón, la teniasis y, en determinadas circunstancias, la peste bubónica.

Dados los riesgos involucrados, no es buena idea ignorar las pulgas del perro.

Cómo saber si tu perro tiene pulgas

No es fácil ver las pulgas, a menos que tu perro sea "el planeta de las pulgas". Sin embargo, es muy fácil ver los excrementos de las pulgas sobre tu perro.

Para diagnosticar si tu perro tiene pulgas, simplemente mueve un poco el pelo en la zona de inspección y observa si existen pequeñas manchitas oscuras. Estas manchitas podrían ser excremento de pulga. Si las manchitas se vuelven rojas al humedecerlas con un poco de agua, entonces son excremento de pulgas.

Cómo eliminar las pulgas

Existen muchos tratamientos caseros para las pulgas, pero nos parece irresponsable sugerirlos porque pueden traer consecuencias desagradables.

Lo mejor para eliminar las pulgas son los tratamientos comerciales que puedes encontrar en las tiendas para mascotas. Uno de los mejores productos es Frontline, que suele ser muy seguro.

También existen otros productos, como collares antipulgas, sprays y lociones. Sin embargo, nunca combines estos medicamentos. No uses más de uno en tu perro porque podrías envenenarlo. Ten en cuenta que todos los productos antipulgas tienen una cierta dosis de veneno. Es por eso que sirven para matar pulgas.

Siempre usa la dosis recomendada en el prospecto que viene con el producto y nunca combines productos antipulgas para tratar a tu perro.

En todo caso, lo mejor es que el veterinario te recomiende el producto a usar y te indique la dosis necesaria.

Si tienes otras mascotas, también tendrás que tratarlas contra las pulgas. En este caso, usa productos para perros solamente con tus perros. Para tus gatos, compra un producto antipulgas para gatos.

Recuerda que, aunque existen tratamientos contra las pulgas, lo mejor es prevenir. Así que evita los lugares en que tu perro pueda contagiarse de pulgas. Si descubres que se contagió, lo mejor que puedes hacer es consultar al veterinario acerca del tratamiento adecuado.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.