Adiestramiento activo para no ensuciar la casa

adiestramiento canino

El adiestramiento activo es una manera excelente de educar a tu perro para ir al baño. También es una forma muy rápida de educar a tu cachorro.

La desventaja es que tú tienes que estar supervisando a tu perro. Por eso, lo más frecuente es combinar el adiestramiento activo con el adiestramiento con papel.

El adiestramiento activo consiste en felicitar y recompensar a tu perro cada vez que hace sus necesidades en un sitio permitido.

Para esto tienes que haber identificado las zonas en las que está permitido que tu perro haga sus necesidades. También tienes que haber registrado en qué horarios suele hacer sus necesidades.

Con esos datos podrás saber en qué horarios tienes que preocuparte porque tu perro quiere hacer pis o caca. Entonces, media hora antes del horario en que tu perro hace sus necesidades, llévalo a una zona en que le esté permitido hacer (el jardín, el cuarto a prueba de cachorros, el parque, etc.).

Luego, simplemente espera hasta que haga. Inmediatamente, cuando terminó de hacer sus necesidades en el lugar adecuado, haz click o dile "Bien!" y dale un pedacito de comida (o juega con él un poco).

Tu perro no necesita mucho reforzamiento adicional, ya que hacer sus necesidades es un reforzador primario. Sin embargo, hacer click, darle la orden de liberación o felicitarlo con voz muy animada le demostrará que estás contento con lo que hizo.

Ten cuidado de no hacer click, felicitarlo o darle la orden de liberación mientras él está haciendo sus necesidades. En este caso podrías interrumpirlo.

Una vez que los horarios de tu perro para hacer sus necesidades son más claros, puedes enseñarle a hacer a la orden. Como ya tendrás una idea más o menos precisa de cuándo va a hacer, simplemente dile "haz pis" antes de que haga. Cuando termine de hacer sus necesidades, haz click o dale la orden de liberación y dale un poquito de comida. Ten cuidado de no utilizar una palabra o frase que uses comúnmente en tu vida cotidiana.

Poco a poco se acostumbrará a esa orden y podrás usarla para que haga sus necesidades pronto durante los paseos. Por supuesto, solamente hará a la orden si es que tiene ganas.

Cuando puedas supervisar a tu perro, permítele estar en otros cuartos. Pero no se te ocurra dejarlo completamente libre hasta que esté bien educado. Tenlo con una correa o dentro de la jaula de viajes, y llévalo a una "zona permitida" cuando tenga que hacer sus necesidades.

Con el tiempo tu perro se acostumbrará a hacer sus necesidades en los lugares que tú has definido para eso. Sin embargo, no esperes que esto ocurra de manera confiable antes de que tu perro cumpla seis meses.

El adiestramiento activo es muy útil, pero obviamente no podrás supervisar a tu perro todo el tiempo. Por eso, usa el adiestramiento con papel en los momentos en que no puedas supervisar a tu cachorro.

Ten en cuenta que usando la combinación de métodos, tu perro se acostumbrará a hacer sus necesidades tanto en las zonas permitidas como sobre papel periódico. Así que ten cuidado de no dejar periódicos tirados en el piso.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.