Historia del perro pitbull - Parte I

perros pitbull

Amada por unos y odiada por otros, la raza pitbull es una de las razas de perros más polémicas de la actualidad. La mala prensa que recibe suele opacar sus cualidades. A pesar de esa prensa negativa y de los tantos mitos urbanos que los rodean, estos perros cautivaron, cautivan y seguirán cautivando el corazón y la imaginación de miles de personas en el mundo.

El pitbull entre romanos y bretones

"Lleno de terror, el soldado romano vio como tres feroces pugnace se abalanzaban sobre él. El primero le destrozó el brazo derecho, con el que sujetaba la espada, dejándolo completamente indefenso. Los otros dos se encargaron de acabar con su agonía pocos minutos después. Una vez terminada su labor, esos tres monstruos seleccionaron otra víctima y la atacaron sin piedad".

Aunque ficticio, el párrafo anterior dramatiza lo que pudo haber ocurrido el año 43, cuando el poderoso ejército romano se enfrentó a las tropas bretonas de Caracatus. Entre el arsenal de los bretones se encontraban los Pugnace Britanniae, temibles perros de guerra que eran utilizados para desarmar las primeras líneas de batalla de los ejércitos enemigos.

Aún cuando los bretones contaban con esas antiguas pero efectivas "armas biológicas", los romanos salieron victoriosos. Claudius, el emperador romano, quedó tan impresionado con esos perros que decidió enviar varios de ellos a Roma para que fuesen utilizados en los abominables espectáculos que se ofrecían en las arenas y coliseos de tan magnífica capital.

El cruce entre pugnaces y otros perros nativos de Roma daría lugar al tipo de perro que posteriormente se utilizó en Europa para lidiar con toros. Esos perros dieron origen a lo que los ingleses denominaron bulldog que se cree es el ancestro del Pit Bull Terrier Americano actual.

Un mordisco de conocimiento

Antiguamente los perros no eran clasificados en razas, como ocurre hoy en día. En esos días se los clasificaba en tipos, por lo que perros muy diferentes podían ser clasificados en un mismo tipo.

Los bulldog de la Inglaterra antigua, eran perros grandes y poderosos que no tenían similitud con los bulldog actuales. En cambio, parece ser que los antiguos perros del tipo bulldog eran muy parecidos a los pitbull modernos, aunque más grandes.

El pitbull de la antigua Europa

Los perros de combate fueron una moda en Inglaterra y otros países Europeos entre los siglos X y XVII. Estos combates surgieron de la necesidad que tenían los carniceros de la época de controlar a los toros más bravos y, por tanto, los perros peleaban con los toros.

Los carniceros de la Europa antigua sentían tanto orgullo de sus perros "toreros" que organizaban competencias para demostrar quién tenía los perros más valientes y resistentes. La inhumana naturaleza de los humanos, valga la contradicción, hizo que estas competencias se convirtieran rápidamente en un "deporte" popular.

Apuntes de la historia

El nombre de bulldog que se usó para los perros de combate de esa época proviene del uso que se les daba a esos perros para controlar a los toros y pelear con ellos. Actualmente, algunas razas conservan el nombre (bulldog inglés, bulldog francés), mientras que otras sólo conservan el "bull" como el American Pit Bull Terrier.

A medida que el público de tan cruentos eventos fue demandando más "diversión", los organizadores decidieron incluir otros oponentes para los perros. Entonces, se empezaron a realizar peleas entre perros y osos. También se realizaron peleas entre perros y otros animales, como caballos o monos, pero los toros y los osos fueron los principales protagonistas de este tipo de espectáculos.

Varios años después, en 1835, el parlamento Británico promulgó una ley que hacía ilegales los combates en los que se usaban perros. Sin embargo, la gente todavía quería ver correr sangre, así que se empezaron a organizar competencias en las que un perro era soltado en una fosa en la que había varias ratas.

En este nuevo "deporte", el perro ganador era el que mataba más ratas en menos tiempo. Como en este caso se necesitaban perros más ágiles y menos poderosos, los perros utilizados eran del tipo terrier. Es decir, eran perros criados para poder entrar a las madrigueras de alimañas del campo y matarlas. Aunque estos espectáculos eran ilegales, eran más fáciles de esconder que las peleas entre perros y toros.

Quizás porque los orgullosos dueños de perros del tipo "bull" querían seguir mostrando a sus canes, o simplemente porque la gente quería más violencia, también se empezaron a llevar a cabo peleas entre perros. En este caso, al igual que lo que ocurre con las peleas de perros actuales, se hacía pelear a dos perros dentro de una fosa. El ganador era el que mataba al otro.

Si bien este otro "deporte" también era ilegal, era muy fácil de llevar a cabo en la clandestinidad, ya que la tenencia de perros no era ilegal.

Algunas personas creen que los pitbull actuales aparecieron a partir de los cruces entre perros tipo "bulldog" y tipo "terrier" de esa época. Aunque esto no está confirmado, es probable que se hubiesen realizado estos cruces para obtener perros más ágiles pero igualmente combativos. En todo caso, eso explicaría el término "terrier" en el pitbull, una raza que no tiene ninguna característica que haga pensar que fue usada para cazar animales pequeños en madrigueras estrechas.

Tampoco queda claro de dónde viene el "pit" en el nombre de los pitbull actuales. La palabra inglesa "pit" significa fosa u hoyo, por lo que algunos sostienen que proviene de las fosas en las que los perros liquidaban ratas. Otros argumentan que viene de las fosas en las que los perros peleaban unos contra otros.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.