Perro pastor del Cáucaso

Perro de pastor del Cáucaso

Raza: Perro pastor del Cáucaso

Otros nombres: Kavkazskaïa Ovtcharka

Clasificación FCI: Grupo 2, sección 2.2 - Perros molosoides tipo montaña

Origen: URSS (actual patrocinio de Rusia)

Función zootécnica: Perro de guardia y vigilancia

Altura a la cruz (machos): 68 cm. mínimo

Altura a la cruz (hembras): 64 cm. mínimo

Peso (machos): 50 kg. mínimo

Peso (hembras): 45 kg. mínimo

Foto de Pleple2000 bajo licencia CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons.

Este perro moloso se originó en el territorio comprendido entre las montañas del Cáucaso y las estepas del sur de Rusia.

No se sabe cómo se desarrolló la raza en la antigüedad, pero si se conoce que era utilizada para cuidar rebaños de ovejas y proteger viviendas. Hoy en día se sigue usando para proteger rebaños pero en mucha menor medida.

Es curioso que el nombre de perro pastor no corresponda con la función que desempeña este moloso. El pastor del Cáucaso es un perro guardián, no un guía de rebaños.

En la actualidad, este perro pastor cumple funciones de perro guardián, pero con más frecuencia es un compañero en el hogar.

Apariencia

El pastor caucásico es un perro muy grande, musculoso, robusto, de estructura armoniosa y gran belleza. Su cabeza es grande, maciza y ancha. Vista de arriba tiene forma de cuña. La depresión naso-frontal (stop) se llega a notar pero no está claramente marcada. La nariz es negra. Los ojos son medianos, ovalados y de color marrón. Las orejas son de inserción alta, colgantes, triangulares, medianas y gruesas. Tradicionalmente se amputan, pero afortunadamente esa cruel tradición está cayendo en desuso.

El musculoso cuerpo de este perro es un poco más largo que alto. La línea superior desciende ligeramente desde la cruz hasta la grupa. El pecho es largo, ancho y profundo. El abdomen se retrae moderadamente. La cola es larga, de inserción alta y se curva en forma de hoz o enrulada.

El pelaje del pastor del Cáucaso es largo, lacio y áspero. Tiene una capa interna bien desarrollada. El color del pelo puede ser cualquier color sólido, pío o manchado. La excepción son los pelajes negros sólidos, negros diluidos, negros combinados, azules genéticos o marrones hígados, que no son aceptados.

Temperamento y carácter

El pastor caucásico es un perro muy independiente, bravo, territorial, protector, desconfiado de los extraños, leal con los suyos y muy dinámico. Este temperamento es ideal para un perro guardián, más aún cuando se trata de proteger rebaños, pero no es muy bueno para un perro mascota.

Su desconfianza natural hacia los desconocidos y su agresividad hacia perros extraños pueden causar problemas si el pastor caucásico no es un guardián de rebaños en las montañas. Por eso es muy importante socializarlo y entrenarlo desde cachorro. Aún así, hay que tener en cuenta que sus instintos seguirán presentes y el perro será reservado con los extraños y muy probablemente sea pendenciero con otros perros.

Esta raza tiene una mala imagen debido a su agresividad. Sin embargo, cuando un pastor del Cáucaso está bien socializado y entrenado, no tiene porqué ser un perro agresivo. Al contrario, puede ser un excelente compañero y formar parte de la familia. Eso sí, la raza no es adecuada para propietarios novatos, ya que es difícil de manejar para alguien que no comprende bien a los perros.

Salud y cuidados

Esta raza no es particularmente propensa a enfermedades caninas, pero por su enorme tamaño es bueno tomar precauciones para prevenir displasia de cadera y torsión gástrica.

El pelaje necesita ser cepillado tres veces por semana para mantenerlo en buen estado.

Estos perros no viven bien en ciudades muy pobladas y están mejor en los suburbios o en zonas rurales. Necesitan mucho ejercicio, incluso si cuentan con un jardín, y deben recibir al menos un largo paseo por día para ejercitarse y socializar. De más está decir que los pastores del Cáucaso no se adaptan a vivir en departamento.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.