Cuidados del golden retriever

razas de perros

Los golden retriever saludables no necesitan cuidados especiales más allá de una buena alimentación, compañía y afecto, asistencia veterinaria de rutina y mucho ejercicio físico. También es necesario proporcionarles aunque sea el adiestramiento canino básico para estimular su mente y conseguir que se comporten apropiadamente en cualquier lugar.

Por supuesto, el golden retriever necesitará cuidados especiales si se encuentra enfermo. Los cuidados del golden retriever enfermo dependerán de la enfermedad que tenga en el momento, y deben ser recomendados por un veterinario. Para prevenir las enfermedades del golden retriever, es recomendable hacerle chequeos veterinarios periódicos.

La alimentación del golden retriever

Los cachorros que todavía no han sido destetados (aquellos que aún no han dejado de tomar leche materna) completamente, deben ser alimentados por su madre y con los complementos que recomiende el veterinario. La cantidad y la frecuencia de sus alimentos dependerán de la cantidad y calidad de la leche materna y de las recomendaciones que haga el veterinario.

En cambio, los golden retriever que ya han sido destetados, seguirán una dieta principalmente sólida que debe estar balanceada para proporcionarles los nutrientes que requieren. Existen muchas opiniones sobre cuál es la mejor comida para estos perros, desde las que apoyan la alimentación exclusivamente con piensos balanceados (de diferentes marcas), hasta las que consideran que la alimentación del perro debe basarse en comida cocida. También hay quienes opinan que los perros deben alimentarse con comida cruda.

Ninguna de las opiniones anteriores es necesariamente más válida que las otras, pero lo mejor es decidir la dieta de tu golden retriever con ayuda del veterinario o del criador. Si tu perro es un cachorro recién adquirido de un criadero, es mejor consultar con el criador quien sabrá decirte qué comía el cachorro antes que lo adquieras, y con qué frecuencia. En cualquier otro caso, la dieta y frecuencia de las comidas debe ser recomendada por el veterinario.

Sin embargo, generalmente los cachorros de golden retriever son alimentados entre tres y cuatro veces al día, mientras que los perros adultos comen dos veces al día. Es importante mantener horarios fijos para las comidas de tu golden retriever, retirando su plato de comida 20 minutos después de habérselo puesto en el suelo, aún si no ha comido. De esta manera ayudarás a regular la digestión de tu perro, favoreciendo su salud. Además, esto te permitirá educar a tu perro para ir al baño en lugares determinados.

El agua es otra cosa, ya que tu perro debe tener a su disposición agua fresca durante todo el día.

Cuando cambies la comida de tu golden (por ejemplo, de pienso de cachorro a pienso de perro adulto), es recomendable que mezcles las dos comidas durante un tiempo. Así será más fácil que tu perro se acostumbre a la nueva comida.

Aunque la dieta puede variar según cómo decidas alimentar a tu golden retriever, nunca debes darle dulces o chocolate. Especialmente el chocolate, porque puede ser muy dañino e incluso mortal para tu perro.

Con esta raza es muy importante mantener las raciones de comida en relación con la cantidad de ejercicio que hace el perro, ya que los golden retriever tienen tendencia a la obesidad. Si usas comida para entrenar a tu perro, quítale un poco de su ración diaria para compensar las calorías extra que recibe durante las sesiones de adiestramiento. Ten en cuenta sin embargo, de no quitar mucho de su ración diaria, porque durante el adiestramiento también quema calorías.

El cuidado del pelaje y la higiene del golden retriever

El golden retriever no requiere cuidados especiales como cortes de pelo particulares, pero sí requiere cepillado frecuente porque pierde mucho pelo. También necesita ejercicio, compañía y afecto.

El cepillado de estos perros debe hacerse frecuentemente con un cepillo de cerdas metálicas. Debes cepillar a tu golden al menos una vez por día, porque estos perros pierden mucho pelo (y más aún durante una época de muda al año). Si no cepillas a tu golden retriever con frecuencia, tendrás mucho pelo sobre los muebles y tu ropa. Peor aún, se enredarán los pelos de tu perro creando lugares apropiados para la aparición de parásitos externos como las pulgas. Esos pelos enredados son difíciles de desenredar y pueden causarle dolor al perro.

A pesar de aquello, cuando el golden retriever pierde pelo excesivamente, es una señal de que algo anda mal con su salud. La pérdida excesiva de pelo puede indicar problemas físicos como alergias de piel, o problemas emocionales como estrés crónico. Si notas que tu golden pierde más pelo que el habitual, llévalo al veterinario para que le haga una revisión.

El golden retriever sólo se debe bañar cuando está sucio y sólo con shampoo para perros. El baño frecuente daña la capa protectora de su pelaje. Entre las opciones para mantener limpio al perro sin bañarlo frecuentemente, se encuentran los shampoos "secos" para perros. Puedes encontrarlos en las tiendas para mascotas y puedes usarlos en tu perro con más frecuencia que los shampoos húmedos. También puedes limpiar el pelaje de tu golden con un paño húmedo, o incluso completamente mojado, pero sin usar shampoo.

Es importante que prestes atención a las orejas de tu golden retriever porque es común que las orejas de estos perros alberguen parásitos externos, como pulgas, garrapatas y hongos. Por eso es bueno limpiarlas con frecuencia. Si el perro se rasca con mucha frecuencia, raspa sus orejas y cuello contra las paredes o el suelo, o camina con la cabeza ladeada, puede tener algún problema de parásitos en las orejas. En cualquiera de esos casos, llévalo al veterinario inmediatamente.

Puedes revisar las orejas y otras partes del cuerpo durante el cepillado diario. Ten en cuenta que los golden retriever son propensos a las enfermedades de la piel. Así que también aprovecha el cepillado diario para detectar cualquier irregularidad (zonas calvas, etc.) en la piel y el pelaje de tu perro. Si detectas alguna cosa que te llama la atención, lleva a tu perro al veterinario.

Ejercicio y condiciones de vida

Los golden retriever son perros que necesitan mucho afecto y compañía. No son perros para vivir aislados en el jardín, sino que deben formar parte de la familia. Son perros muy apegados a las personas y te acompañarán a todo lado, pero no son perros de un solo dueño.

Si no reciben suficiente atención y compañía, los golden retriever buscan la manera de aliviar su ansiedad, generalmente mordisqueando cosas o cavando en el jardín.

Además, los golden retriever necesitan hacer mucho ejercicio cada día, ya que son perros muy activos. Puede resultar fácil ejercitarlos cuando se les enseña a cobrar, ya que les divierte mucho perseguir una pelota. Ese tipo de ejercicios previenen la obesidad.

También es bueno que jueguen con otros perros para socializar con sus congéneres. Aunque tienden a ser perros sociables, es bueno socializar a los golden retriever desde que son cachorros.

De ser posible, hay que darles a estos perros la oportunidad de nadar. Este ejercicio les encanta y, de hecho, la natación es una actividad instintiva para esta raza de perros. Eso sí, nunca debes lanzar al agua a tu golden retriever, sino dejar que él o ella se meta en el agua por voluntad propia.

Si tu golden no presenta enfermedades limitantes, como la displasia de cadera, también es buena idea hacerle practicar algún deporte canino con el que pueda quemar energías, como el agility. Agility, freestyle canino y flyball son algunos deportes muy divertidos para estos perros.

Los golden retriever pueden adaptarse a vivir en departamento si se les proporciona el ejercicio que necesitan. Sin embargo, es mejor para ellos si cuentan con un jardín mediano a grande. Lo ideal es que el perro viva dentro de la casa, junto a la familia, pero pueda ejercitarse afuera en el jardín. Esto, por supuesto, no elimina los paseos periódicos que necesita el golden para socializar.

Si el golden retriever no va a ser usado como reproductor, es mejor esterilizarlo. Tanto los machos como las hembras son más atentos cuando están esterilizados y no presentan el problema de escaparse en busca de pareja.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.