Adiestramiento de perros SAR

miscelánea canina

El adiestramiento de perros SAR (perros de búsqueda y rescate) es uno de los más especializados del mundo canino. A través del adiestramiento, estos perros se convierten en extensiones de sus guías y viceversa.

En términos generales, la forma de entrenar a estos perros es la misma que se usa para entrenar cualquier otro perro: recompensar las respuestas correctas y aumentar gradualmente las dificultades.

Sin embargo, el adiestramiento de un perro SAR no es igual que el de un perro mascota (aunque los perros SAR suelen ser también perros mascota). Un perro SAR no sólo tiene que responder a la perfección e inmediatamente a las órdenes de su guía, también tiene que ser capaz de tomar decisiones propias en relación a la búsqueda. Además, debe tener una relación tan estrecha con su guía que el trabajo realmente se haga en equipo.

Durante el entrenamiento, los perros de venteo tienen que encontrar personas enterradas bajo escombros o bajo nieve, según la especialidad. Estas personas se conocen como los "cuerpos" y conocen muy bien su trabajo. Cada vez que el perro de venteo encuentra a un "cuerpo", éste y el guía recompensan al perro con un juego muy divertido para él. Generalmente se trata de un juego de tira y afloja con algún juguete preferido por el perro.

Por supuesto, los perros de cadáveres y los de búsqueda acuática no reciben ningún juego por parte del "cuerpo", ya que no se usan personas vivas durante el entrenamiento de estos perros. En estos casos, los perros son entrenados para buscar restos humanos y reciben su recompensa solamente de parte del guía.

Mitos sobre el adiestramiento de perros SAR

Una creencia popular acerca de los perros de cadáveres es que son alimentados con carne humana. Nada más absurdo.

Como es bien sabido, los perros buscan cadáveres (o personas vivas, o drogas, o frutas, etc.) simplemente por la recompensa que reciben al encontrar los restos humanos.

Por otra parte, los perros de rastreo son entrenados para seguir pistas olorosas por trayectos que empiezan siendo muy cortos y terminan siendo tan largos que su seguimiento puede tomar horas. Al igual que en cualquier otra actividad canina, existen muchas formas de entrenar a estos perros, pero es muy frecuente empezar usando comida como elemento de búsqueda y, al mismo tiempo, recompensa. Luego, la recompensa varía y se aprovecha el impulso de presa de los perros que se vuelven locos por el juego.

Como es lógico, los perros no necesitan aprender a ventear o a rastrear. Eso es algo que hacen por naturaleza. ¿Entonces, para que se les da ese entrenamiento? Ese entrenamiento sirve para que el perro sepa concentrarse en lo que está buscando y logre comunicarse con su guía para informarle acerca de la búsqueda.

Además del adiestramiento orientado a guiar las habilidades olfativas del perro, los perros SAR también reciben adiestramiento adicional para poder llevar a cabo su trabajo en las condiciones más diversas. Este adiestramiento adicional incluye la obediencia básica y avanzada, así como agility.

Sobra decir que estos perros tienen que estar muy bien socializados, tanto hacia los humanos como hacia otros animales.

Entre las órdenes comunes que se enseñan a los perros SAR se encuentran:

  • Busca. Para iniciar una búsqueda
  • Deja. Para ignorar alguna distracción
  • Guíame o muéstrame. Para llevar al guía hasta la ubicación en que se encontró una persona
  • Túnel. Para que el perro pase por un túnel
  • Arriba o sube. Para que el perro suba a algún obstáculo elevado
  • Continúa o sigue. Para que el perro camine hacia adelante

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.