Durmiendo con el enemigo

miscelánea canina

"Permitir que tu perro duerma en tu cama es uno de los peores errores. Él se considerará el perro alfa y tú te habrás convertido en su subordinado. Esta es la mejor manera de convertir a un adorable cachorro en un monstruo abominable".

El párrafo anterior resume lo que, según la teoría del perro alfa, ocurriría si dejas que tu perro duerma en tu cama (bueno, yo exageré un poco con eso de "monstruo abominable", pero eso es sólo porque de grande quiero ser escritor de novelas de suspenso).

¿Qué de cierto hay detrás de esos argumentos de la teoría del perro alfa? ¿Tu perro se convertirá en una criatura digna de causar más terror que Freddy Krueger? La verdad es que no. De hecho, la mayoría de la gente que tiene perros los deja dormir en sus camas y no ocurre nada malo. Además, ¿con quién crees que duermen los perros que viven en "jaurías reales"? Si, acertaste! Duermen junto a otros perros, incluyendo aquéllos a los que nosotros llamamos "perros alfa".

Sin embargo, permitir que tu perro duerma en tu cama puede conducir a problemas reales. Estos potenciales problemas son:

  • Aplastar a tu pobre cachorro si él es muy pequeño y tú das muchas vueltas en la cama cuando duermes.
  • Hacer caer a tu pobre perro de la cama, si es que te mueves mucho al dormir.
  • Si tu perro no está perfectamente educado para hacer sus necesidades en un lugar específico y es muy pequeño como para bajar solo de la cama, entonces es posible que se haga pis o caca en tu cama mientras duermes. Esta sí es una situación aterradora.
  • Tendrás que cepillar frecuentemente tus sábanas, frazadas y edredones para que no estén llenos de pelo de perro (a menos que tengas un perro calvo, claro está).

Siendo pesimistas, también podríamos encontrar otros problemas como:

  • Que el perro te pase las pulgas
  • Que hayas tenido la mala suerte de adoptar a Cujo y te coma vivo mientras duermes, o te contagie la rabia

Como bañas a tu perro de manera regular, creo que es poco probable que te pase las pulgas. Lo de Cujo sí sería un problema, pero al menos Steven Spielberg haría una película en tu honor (Cujo III, IV o V, no se cuál).

Hablando en serio, si tu perro está bien educado, los únicos problemas que deberían preocuparte si tu perro duerme en tu cama son los posibles daños que le causes al moverte de noche y los pelos de perro en tu cama.

Por supuesto, si tu perro no está bien educado para hacer sus necesidades, el pis o la caca en la cama pueden llegar a convertirse en un problema muy serio.

Lógicamente, si tu perro es agresivo y gruñe o trata de morderte cuando lo quieres mover, entonces sí tienes un problema serio. Sin embargo, ten por seguro que no es un problema de "quién es el líder de la jauría", sino algún problema relacionado con haber reforzado conductas agresivas o quizás algún problema de salud de tu perro. Si te enfrentas a esta situación, lo mejor que puedes hacer es buscar ayuda de un adiestrador profesional que te enseñe a educar a tu perro. Pero, por favor, evita aquellos adiestradores que te hablen de "cómo convertirte en el perro alfa", ya que solamente empeorarán los problemas.

También ten en cuenta que nunca tienes que dejar a un niño pequeño a solas con un perro. Ni siquiera con un perro pequeño, porque a la larga uno de los dos saldrá lastimado. Así que, aunque compartir la cama no es peligroso para un adulto, no permitas que tu perro comparta la cama con algún niño pequeño.

Si quieres que tu perro duerma en tu cama y tomas en cuenta estas consideraciones... adelante! Deja que tu cachorro te robe las sábanas. Él no se convertirá en "el perro alfa", el monstruo del lago Ness ni cualquier otra criatura de terror.

Eso sí, asegúrate de educarlo para que no ensucie tu cama y de enseñarle una orden para que se baje de la cama cuando tú se lo ordenes. Esto último es muy importante para cuando necesites la cama sólo para ti y tu pareja... para que hagan sus cositas.

Buenas noches y dulces sueños.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.