Alaskan malamute

razas de perros

El alaskan malamute, o malamute de Alaska, es uno de los más antiguos y grandes de los perros de trineo. Su apariencia parecida a la de un lobo ha hecho que esta raza capture la atención de mucha gente aficionada a los perros y de mucha gente que, sin ser aficionada a los perros, siente pasión por la naturaleza.

Las historias que rondan alrededor del alaskan malamute también han ayudado a grabar en el imaginario popular la idea de una raza resistente, leal, trabajadora y muy noble. Definitivamente todas estas características están presentes en el alaskan malamute.

El malamute, como se lo conoce coloquialmente, es un perro grande y poderoso. Su pecho es profundo y fuerte, y su cuerpo es musculoso pero no hipertrófico. El porte del alaskan malamute muestra dignidad, orgullo y nobleza.

La cabeza de este perro es ancha y profunda, pero bien proporcionada con el cuerpo. La expresión facial es amigable y afectuosa. El hocico es largo y abultado, bien proporcionado con el resto del cráneo y se estrecha ligeramente desde su base hasta la punta de la nariz. Nunca debe ser puntiagudo. Los dientes cierran en tijera.

Los ojos del alaskan malamute son medianos, marrones, con forma de almendra y dispuestos oblicuamente. El malamute no debe tener ojos celestes (éstos se consideran un falta).

Las orejas del malamute son medianas, pero pequeñas en relación a la cabeza. Son de forma triangular y ligeramente redondeadas en la punta.

El cuello es musculoso y ligeramente arqueado. No presenta papada.

El cuerpo del malamute es poderoso y compacto, pero no corto. Este perro es poderoso y, aunque no es ligero, no debe ser excesivamente pesado.

La cola es gruesa y con denso pelaje. Su inserción es media, continuando la línea de la columna vertebral. El alaskan malamute la debe llevar curvada sobre la espalda cuando no está trabajando.

Esta raza tiene dos mantos. El manto externo es grueso y áspero y es el manto protector del malamute. El manto interno es muy denso, aceitoso y con textura de lana.

Temperamento y carácter del alaskan malamute

El alaskan malamute es un perro afectuoso y amigable con la gente. Aunque su lealtad es legendaria, es un perro que puede adaptarse fácilmente a convivir con nuevos dueños.

Estos perros son juguetones si se los incita al juego, pero no destacan por ser la raza más dada a iniciar un juego.

Es frecuente que los malamute adultos muestren señales de dominancia, y en algunos casos agresión, hacia otros machos. Por eso es importante socializar correctamente al malamute cuando todavía es cachorro.

Peso y altura

La altura a la cruz para los machos está alrededor de los 63,5 centímetros. Su peso ronda los 38 kilogramos.

La altura a la cruz de las hembras está alrededor de los 58,5 centímetros. El peso de las hembras está alrededor de los 34 kilogramos.

Salud y cuidados

Como todas las razas caninas de gran alzada, los alaskan malamute tienen cierta propensión a la displasia de cadera. Sin embargo, esta tendencia no es muy fuerte en esta raza como en otras razas grandes.

En términos generales, el malamute es un perro muy resistente. Por supuesto, esto no significa que haya que descuidarlo. Pero es menos propenso a las enfermedades que otras razas.

Las temperaturas elevadas pueden ser un problema muy serio para los malamutes, al igual que para cualquier otra raza de perros de trineo. Es importante tener esto en cuenta para evitar choques de calor que pueden ser fatales.

El alaskan malamute requiere ejercicio diario. Este ejercicio no necesita ser extremo, pero al menos debe ser moderado. Se debe tener mucho cuidado de evitar los choques de calor cuando se ejercita al malamute en un lugar de clima cálido.

Un departamento pequeño no es el lugar ideal para esta raza. Es preferible si se cuenta con un jardín o patio en el que el malamute pueda descargar su energía cada día. Esto no significa tenerlo aislado, sino darle la oportunidad de "mover el esqueleto" cada día.

Esta raza no necesita baños frecuentes, pero sí necesita del cepillado frecuente. Dependiendo del clima, el malamute puede perder mucho pelo, por lo que es recomendable cepillarlo dos veces al día.

La historia del alaskan malamute

El alaskan malamute se originó en el ártico y tiene al lobo ártico entre sus ancestros. Esta raza era empleada por el pueblo de los Mahle para tirar de sus trineos y colaborar en actividades de caza.

Es posible que la palabra malamute provenga de "Mahle muit" que significaría "pueblo de los mahle". La fonética inglesa para estos dos términos habría dado origen al nombre de la raza.

Con el paso del tiempo, cambiaron los medios de transporte en el ártico y los perros fueron cada vez menos importantes. Sin embargo, los maravillosos alaskan malamute siguen siendo utilizados por pobladores de Alaska (valga la redundancia) y son comunes en muchos países del mundo.

Hoy en día es probable que haya más malamutes tirando de carros y trineos en competencias deportivas que transportando a los pobladores del ártico.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.