Husky siberiano

razas de perros

El husky siberiano es un perro de trabajo compacto, ligero y de tamaño mediano. Su aspecto marcadamente lobuno es un indicador de la herencia nórdica del husky siberiano, al igual que de otras razas de perros tipo spitz.

La cabeza de estos perros presenta un cráneo mediano y bien proporcionado, ligeramente redondeado en su parte superior. La depresión naso-frontal, o stop, se encuentra bien definida.

Una de las características físicas más evidentes del husky siberiano son sus ojos. Con forma de almendra, moderadamente separados y un poco oblicuos, los ojos del husky siberiano pueden ser de color pardo o azul. Además, estos perros pueden tener un ojo pardo y el otro azul (condición conocida como heterocromía completa), o pueden presentar los dos colores en un solo ojo (condición conocida como heterocromía parcial).

La expresión del husky siberiano es vivaz y amable, e incluso puede parecer travieso.

Las orejas triangulares y de puntas ligeramente redondeadas (pero no tanto como en el malamute de Alaska), están cubiertas de pelo abundante. Son de inserción alta y se encuentran muy cerca una de la otra.

Husky siberianoLa nariz del husky siberiano puede presentarse en diferentes colores. En perros grises, leonados y negros, la nariz debe ser negra. En perros cobrizos, debe ser de color hígado. Y en perros blancos puede ser color carne. La denominada "nariz de nieve", rayada de color rosa, es frecuente en el husky siberiano, y es aceptable.

El hocico, de ancho mediano se adelgaza hacia el extremo, pero el extremo no es puntiagudo ni cuadrado. La caña nasal es recta y los labios son apretados y bien pigmentados. El husky siberiano presenta dientes que cierran en una mordida en tijera.

El cuerpo de estos perros es moderadamente compacto y presenta una espalda recta y fuerte. La línea superior es nivelada, mientras que el lomo, tenso y delgado, está ligeramente levantado. La grupa del husky siberiano se encuentra ligeramente inclinada. El pecho es profundo y fuerte, pero no es muy amplio.

Las patas delanteras del husky deben estar moderadamente separadas entre sí y ser paralelas. Lo mismo debe ocurrir con las patas traseras. Los huesos de las extremidades deben ser sustanciosos, pero no pesados.

Además, el husky siberiano debe presentar pies ovalados, medianos y compactos, con pelaje denso entre los dedos y las almohadillas.

La cola es muy característica de esta raza de perros y está cubierta de abundante pelo denso. Inserta justo debajo de la línea superior, la cola puede ir sobre la espalda en forma de hoz cuando el perro está en actividad, pero nunca enroscada hacia los costados o descansando sobre la espalda. Cuando el perro está en reposo, lleva la cola colgando.

El pelaje denso le da a la cola del husky siberiano forma de cepillo, como la cola de un zorro.

El pelaje del husky es muy típico y le proporciona una gran resistencia a los climas fríos. Sin embargo, también le resulta desventajoso en climas cálidos. Este pelaje está compuesto de dos mantos: un manto interno suave y muy denso, y un manto externo con pelos rectos y pegados al cuerpo.

Estos perros mudan de pelaje dos veces al año.

Temperamento y carácter del husky siberiano

Como cualquier perro de trabajo, el husky tiene mucha energía y requiere de mucho ejercicio al aire libre. Tiende a ser un perro hiperactivo que no es adecuado para personas sedentarias.

Los siberianos suelen ser muy amigables, tanto con las personas como con los otros perros, así que no son apropiados como perros de guardia o protección. Sin embargo, el carácter amigable depende, como en cualquier raza de perros, de la socialización que recibe el perro desde que es cachorro.

Un husky siberiano aullará y destrozará lo que encuentra si se lo deja solo por mucho tiempo. Estos perros necesitan de mucha compañía y no deben ser aislados por mucho tiempo.

La tendencia a aullar y destrozar cosas hace que esta raza de perros no sea de las más adecuadas para vivir en un departamento, aunque puede adaptarse si sus dueños cuentan con mucho tiempo para dedicarle y le proporcionan mucho ejercicio al aire libre.

Difícil de entrenar con métodos tradicionales de adiestramiento canino, el husky siberiano suele ser catalogado como "terco", "obstinado" o incluso "tonto" por adiestradores de la vieja escuela. Aunque el adiestramiento canino tradicional no funciona muy bien con esta raza, métodos más modernos como el adiestramiento con clicker dan muy buenos resultados.

Peso y altura del husky siberiano

La altura a la cruz para los machos oscila entre los 53,5 y los 60 centímetros. Para las hembras, el rango de altura a la cruz está entre los 50,5 y 56 centímetros.

El peso de los machos debe estar entre los 20,5 y 28 kilogramos. El de las hembras debe estar entre los 15,5 y 23 kilogramos.

Salud y cuidados del husky siberiano

El husky siberiano es una raza relativamente sana desde el punto de vista genético, pero puede sufrir displasia de cadera y problemas oculares como cataratas juveniles, distrofia de la córnea y atrofia progresiva de la retina. Es recomendable hacer plaqueos de cadera y exámenes de la vista para asegurarse que el perro recibe los cuidados necesarios.

La esperanza de vida de estos perros es de 12 a 15 años.

El pelaje del husky siberiano no requiere de cuidados especiales, excepto durante las dos épocas de muda al año. En esas épocas es necesario cepillar al perro con frecuencia, usando un cepillo con cerdas metálicas.

La historia del husky siberiano

Originario de Siberia, el husky fue empleado por tribus esquimales para guardia y transporte. A partir de 1908 fue importado desde Siberia hasta Alaska, donde ganó popularidad como perro de trineo, debido a que es más rápido que el Malamute de Alaska.

En 1925, los perros de trineo, huskies siberianos incluidos, se convirtieron en héroes al transportar medicinas para combatir la difteria hasta Nome, una población alejada que se encontraba aislada por el mal clima. La carrera de trineos más importante de la actualidad, la Iditarod, conmemora ese notable evento.

En 1930 el gobierno de la entonces Unión Soviética cerró las fronteras siberianas al comercio externo, con lo que dejaron de exportarse huskies soviéticos al resto del mundo. La mayoría de las líneas americanas actuales descienden de los perros importados en 1930 a Estados Unidos por Leonhard Seppala.

El husky siberiano contemporáneo ha dejado de ser un perro de trabajo, salvo en algunos lugares, para convertirse en un citadino perro de lujo y compañía. Aún así, sigue manteniendo sus cualidades de perro trabajador y su inagotable energía. Es poco probable que el husky siberiano pierda algún día esas características que fueron grabadas por miles de años de historia evolutiva.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.