Shar pei

shar pei

Raza: Shar pei

Otros nombres: -

Clasificación FCI: Grupo 2, sección 2.1 - Perros molosoides tipo dogo

Origen: China

Función zootécnica: Perro de caza y guardián

Altura a la cruz (machos): 44 - 51 cm.

Altura a la cruz (hembras): 44 - 51 cm.

Peso ideal (machos): -

Peso ideal (hembras): -

Fotografía de Pleple2000, bajo licencia CC BY-SA 3.0.

El shar pei se originó en China, posiblemente durante la dinastía Han, alrededor del año 200 a.C., aunque no se conoce con precisión ni cómo se desarrolló ni el lugar en que apareció la raza por primera vez.

Originalmente era un perro más grande y con menos arrugas que el que conocemos actualmente, y era usado por los campesinos chinos para la caza mayor y como guardián de ganado y propiedades. También era usado como fuente de alimento.

Eventualmente se llegó a usar también como perro de peleas, debido a sus grandes cualidades físicas. Sin embargo, aunque es un animal valiente y duro, su temperamento no llega a ser tan agresivo como para que destaque en esas crueles actividades.

Con el establecimiento de la República Popular China en octubre de 1949, la suerte de los animales de compañía cambió en el territorio asiático. El Partido Comunista consideraba que las mascotas eran un lujo de la burguesía y por tanto creó impuestos elevados para la tenencia de mascotas. Esto afectó negativamente la población de animales domésticos en China.

Poco tiempo después, el líder chino Mao Zedong ordenó el exterminio masivo de las mascotas, quedando muy pocos animales de compañía. Irónicamente, quienes más afectados se vieron por esto fueron los campesinos que apoyaban a Mao, ya que para ellos los perros eran animales de utilidad.

Para la década de 1970 existían muy pocos shar pei, e incluso habían sido considerados como los perros más raros del mundo. Con la intención de cambiar esto, Matgo Law, un aficionado a la raza, publicó un artículo titulado "Chinese fighting dogs" en la revista norteamericana Dogs Magazine en 1973. En dicho artículo llamaba a la acción a los criadores norteamericanos para salvar la raza que estaba en peligro de extinción.

El artículo de Law fue un éxito y muchos shar pei fueron importados a Estados Unidos, donde la popularidad de la raza creció hasta niveles impresionantes. Desde ese país la raza se expandió por el mundo a una velocidad sin igual. Hoy en día el shar pei es un perro muy popular casi en todo el mundo.

Apariencia

La apariencia de este perro es inconfundible. Se puede describir como el perro arrugado con cara de hipopótamo. El shar pei es un perro compacto, mediano y de perfil cuadrado (altura a la cruz igual al largo del cuerpo).

La cabeza es algo grande en proporción al cuerpo y presenta arrugas en la frente y las mejillas. Esas mismas arrugas se extienden hacia abajo formando la papada. El hocico es característico de la raza, siendo igualmente ancho en su base como en su extremo. Los ojos son oscuros y de forma almendrada. Las orejas son pequeñas, gruesas, triangulares y de inserción alta.

El cuerpo de los cachorros presenta muchas arrugas, pero éstas van desapareciendo a medida que los perros crecen. Es como si el shar pei en crecimiento fuera llenando el espacio que sobra entre su piel y su cuerpo. Los perros adultos sólo presentan las arrugas características en la cabeza y la papada.

La cola es gruesa, redondeada en la base y de inserción alta. Se adelgaza gradualmente hacia su extremo.

El pelaje es característico del shar pei. Es corto, duro y cerdoso, sin capa interna. Puede ir de 1 a 2,5 centímetros de longitud y según el estándar FCI de la raza "nunca debe asearse". Se aceptan todos los colores sólidos excepto el blanco. La cola y la parte posterior de los muslos pueden ser de tonalidad más clara, mientras que las orejas y la espalda pueden presentar una tonalidad algo más oscura.

Temperamento y carácter

El shar pei tiene un temperamento reservado y tranquilo. Muchas veces puede parecer distante, pero es muy apegado a su familia. Sin embargo, es naturalmente muy territorial y reservado con los extraños. Incluso puede llegar a se agresivo con personas y perros desconocidos si es que no ha sido socializado correctamente.

En cambio, bien socializado es un excelente compañero familiar y puede llevarse muy bien con los niños, siempre y cuando éstos sepan respetar al perro. Aún así no será el perro más amigable con extraños y con otros perros, pero los tolerará de buena gana. Es importante tomar en cuenta que esta raza no es muy juguetona.

Entre las ventajas del shar pei como perro de compañía están que no acostumbra a ladrar y que solamente requiere ejercicio moderado.

Esta raza responde bien al adiestramiento siempre que se haga sin malos tratos. El adiestramiento tradicional puede dar buenos resultados cuando el adiestrador no se basa exclusivamente en castigos, sino que sabe comunicarse con el perro. Sin embargo, es mucho mejor optar por el adiestramiento en positivo que ha demostrado dar excelentes resultados con perros shar pei.

Salud y cuidados

Al igual que muchas otras razas populares, el shar pei es propenso a varias enfermedades caninas. Entre éstas se encuentran la displasia de cadera, el entropión, la luxación de patela, la displasia de codo y la sarna demodéctica.

También existe una enfermedad única en esta raza que se conoce como la fiebre de la familia del shar pei. Es una fiebre alta de causas desconocidas que dura entre 24 y 48 horas. Además, los perros afectados pueden sufrir inflamación de los corvejones, inflamación dolorosa del hocico, dolores abdominales, vómitos y diarreas.

La fiebre de la familia del shar pei suele conducir a la amiloidosis que es un conjunto de enfermedades causadas por la acumulación extracelular de material proteico que no puede ser metabolizado.

Para cuidar el pelaje basta con un cepillado semanal y no es necesario ni aconsejable bañar al perro con mucha frecuencia. De acuerdo con el estándar no debe hacerse nunca. De acuerdo con los criadores (que seguramente han tenido más de una vez algún perro muy sucio) no es bueno bañar al shar pei más de dos veces al año.

Como los shar pei no necesitan ejercicio extremo, pueden adaptarse a la vida en departamento, siempre y cuando reciban paseos diarios que permitan liberar sus energías y socializar. También se adaptan bien a la vida en ciudades densamente pobladas, ya que no son muy dinámicos ni ruidosos.

Estos perros pueden vivir en exteriores solamente en climas templados. No soportan bien los cambios extremos de temperaturas, ni el frío ni el calor.

Recursos en la web sobre el shar pei

Estándar FCI del shar pei (archivo .doc)

Artículos relacionados

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.