Enséñale a tu perro a ir a su cama

adiestramiento canino

Entrenar a tu perro para que vaya a su cama y se quede allí, es un ejercicio muy importante del adiestramiento de perros.

Este ejercicio no es común en la obediencia canina clásica, porque ésta se basa en ejercicios diseñados para perros policías y militares que pasan la mayor parte de su "tiempo libre" en caniles. Sin embargo, es muy importante entrenar a un perro mascota para que vaya a su cama y se quede en ella.

Este ejercicio te servirá para que tu perro se quede en un lugar determinado cuando no quieres que moleste a los visitantes, o en cualquier momento en que desees mantenerlo en un lugar seguro, pero sin encerrarlo. También es un ejercicio muy útil para que los perros sigan desarrollando autocontrol.

Entrena todos los criterios de adiestramiento en un lugar tranquilo, cerrado y sin distracciones.

Tu perro va a su cama, que está cerca de ti (Criterio 1)

Coloca en el suelo una manta, una cama para perros o un pedazo de alfombra (a partir de ahora llamaré "cama" a todos esos objetos). Siéntate justo frente a esa cama, con el clicker en una mano y un pedacito de comida en la otra.

Cuando tu perro se te acerque, se parará sobre su cama. En ese momento haz click y lanza el pedacito de comida sobre la cama de tu perro. Repite el procedimiento varias veces, haciendo click cuando tu perro está parado sobre su cama y lanzando un pedacito de comida sobre ella.

En una de cada ocho repeticiones, lanza el pedacito de comida fuera de la cama de tu perro. Esto hará que salga de su cama, y tenga la oportunidad de volver a ella. Haz click cuando esto suceda.

La forma más sencilla de conseguir que tu perro salga de su cama y vuelva a pararse sobre ella, consiste en lanzar el pedacito de comida más allá del extremo opuesto de la cama (el lado contrario al que tú estás cerca).

Repite el procedimiento varias veces, hasta que consigas el 80% de éxito en dos sesiones consecutivas. Luego pasa al siguient criterio.

Tu perro va a su cama, que está lejos de ti (Criterio 2)

Aleja la cama de tu perro unos 10 centímetros, y repite el procedimiento del criterio anterior. Ten en cuenta que la cama de tu perro estará un poco más lejos y tendrás que estar más atento para hacer click cuando tu perro está sobre su cama y no cuando se te acerca.

Cuando hayas conseguido el 80% de éxito en dos sesiones consecutivas, haz lo mismo, pero con la cama de tu perro a 20 centímetros de distancia.

De forma similar, aumenta la distancia hasta 30 centímetros cuando hayas alcanzado un 80% de éxito, en dos sesiones consecutivas, a 10 centímetros de distancia.

Procede de esta manera hasta que la cama de tu perro se encuentre entre tres y cinco metros de distancia. Una vez que hayas conseguido que tu perro vaya a su cama a un metro de distancia, puedes aumentar la distancia más de 10 centímetros en cada nueva sesión (siempre que hayas logrado el 80% de éxito en las dos sesiones previas).

Ya debes conocer lo suficiente a tu perro como para tener una idea de cuánta distancia puedes aumentar. Si no tienes una idea de cuánta distancia puedes aumentar, aumenta 10 centímetros en cada sesión siguiente a dos sesiones exitosas.

Tu perro va a su cama cuando se lo ordenas (Criterio 3)

Haz el mismo procedimiento que en el criterio anterior (con la cama de tu perro a más de tres metros de distancia), pero di la orden "A la cama" antes de que tu perro se dirija a su cama.

Por supuesto, puedes usar cualquier otra orden que te parezca más apropiada, siempre y cuando no se parezca a otras órdenes de adiestramiento canino que estás usando. Muchos entrenadores prefieren la palabra inglesa "place" para este ejercicio.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.