Bedlington terrier

perro Bedlington terrier

Perro de la raza Bedlington terrier.

Fotografía de Tanakawho, sujeta a licencia Creative commons.

El Bedlington terrier es un perro que llama poderosamente la atención por su apariencia. De este perro se dice que parece una pequeña oveja con correa, debido a su pelaje enrulado y su cabeza sin stop.

También se dice que el Bedlington terrier tiene el corazón de un león y la apariencia de una oveja, ya que aunque tiene apariencia apacible, su carácter es fuerte y valeroso.

Esta es una raza poco común entre los terrier porque su estructura se parece más a la de los galgos que a la de los terrier. Esto le proporciona al Bedlington terrier una gran velocidad que lo coloca entre los perros más rápidos para su talla.

Originalmente criados como perros de caza, los Bedlington terrier han pasado un largo camino hasta convertirse en las distinguidas mascotas de la actualidad. Pero no hay que confundir elegancia con sumisión. Estos perros tienen todo el carácter de los terrier y son valientes, enérgicos y decididos. Sin duda, no son perros para cualquiera.

Apariencia del Bedlington terrier

La apariencia general del Bedlington terrier es la de un perro delgado, elegante y apacible. Se caracteriza por tener una cabeza en forma de pera y sin stop (depresión naso-frontal). La línea desde el occipucio hasta la nariz debe ser recta y sin depresiones. La nariz debe ser de color negro en los perros de color azul y azul fuego, pero debe ser de color pardo en los perros hígado y arena.

El hocico presenta maxilares largos que contienen dientes grandes y fuertes. La mordida es en tijera, quedando los incisivos superiores justo por delante de los inferiores cuando el perro tiene la boca cerrada. Los labios están bien adheridos, sin colgar.

Los ojos del Bedlington terrier, pequeños, brillantes y hundidos, deben tener forma triangular. Los perros de color azul deben tener ojos oscuros, mientras que los perros de color azul y fuego deben tener ojos más claros. Los Bedlington terrier de color hígado y arena deben tener ojos castaños.

Las orejas, de tamaño moderado y forma de avellana, cuelgan planas a los lados de las mejillas. Son delgadas, de inserción baja y textura aterciopelada. Tienen un fleco de pelo sedoso en la punta.

La cola, de inserción baja, es gruesa en la base y se adelgaza hacia el extremo. Es moderadamente larga y se curva suavemente, pero nunca llega a estar sobre el dorso.

El pelaje es característico del Bedlington terrier. Es denso y forma rulos muy marcados, especialmente en la cara, lo que le da al perro una apariencia "ovejuna". Puede ser de color azul, hígado o arena, con o sin manchas de color fuego. Se prefiere el pelaje de color más oscuro.

Temperamento y carácter del Bedlington terrier

El carácter de estos perros es la prueba de que las apariencias engañan. Los Bedlington terrier son perros muy amigables con la gente pero, como todos los perros terrier, tienen un impulso de presa muy fuerte.

Al igual que otras razas de perros, los Bedlington originalmente fueron empleados para dar muerte a otros animales. Incluso fueron utilizados para peleas de perros. Por tanto, sus fuertes instintos salen a flote cuando son provocados o cuando se les presenta la oportunidad de cazar.

Por tanto, los perros Bedlington terrier necesitan ser socializados con otras mascotas desde que son cachorros. De otra forma, tenderán a cazar gatos y otros animales domésticos. También deben recibir una socialización adecuada con otros perros, porque en caso contrario pueden ser peleadores. Ten en cuenta que a pesar de su apariencia amigable, estos perros son extremadamente agresivos cuando pelean.

Otras características del carácter del Bedlington terrier son las tendencias a ladrar y cavar. Como todos los terrier, los Bedlington acostumbran a cavar en los lugares que permitan esta actividad. Como fueron perros desarrollados para cazar animales de madriguera, la conducta de cavar es instintiva y pueden llegar a ser perros destructores.

Como también son ladradores, sirven bien como perros de guarda. Si bien su tamaño no les permite ser buenos perros de defensa (aunque tienen el carácter para serlo), son excelentes guardianes que dan la alarma con ladridos. Esto puede ser una gran desventaja cuando se vive en departamento, ya que los vecinos no tendrán mucha simpatía por el perro.

El adiestramiento canino resulta más fácil con esta raza que con otros terrier. El Bedlington es menos independiente que otras razas de perros terrier, lo que facilita el adiestramiento. Sin embargo, los métodos tradicionales no resultan muy bien con esta raza, y es preferible entrenar al Bedlington terrier con métodos en positivo.

Puesto que estos perros tienen mucha energía, necesitan mucho ejercicio. Los deportes como el agility pueden ayudar a eliminar la energía sobrante. Los paseos diarios deben ser largos para que el Bedlington terrier se ejercite y para ayudarlo a socializar.

Peso y altura

La altura a la cruz ronda los 41 centímetros. Los machos tienden a ser un poco más altos y las hembras un poco más bajas. Por su parte, el peso de los Bedlington terrier debe estar entre 8,2 y 10,4 kilogramos.

Salud y cuidados

Los Bedlington terrier son perros longevos, que pueden superar los 17 años de edad. Sin embargo, la vida media de estos perros ronda los 13 años y medio.

Entre las enfermedades frecuentes en la raza se encuentra la hepatotoxicosis por cobre. Es una enfermedad muy seria que afecta al hígado y puede ser fatal si no se la trata apropiadamente. Esta enfermedad no es frecuente en la mayoría de las razas caninas, pero sí entre los Bedlington terrier, los dobermann, Skye terrier y west highland white terrier.

Los Bedlington terrier también pueden ser propensos a problemas de riñones, atrofia progresiva de retina, enfermedades de ojos y enfermedades de tiroides.

Los perros de esta raza son muy activos y necesitan mucho ejercicio, pero pueden hacer mucho ejercicio dentro de casa. Por tanto, pueden acostumbrarse a vivir en departamento, siempre y cuando se les proporcionen largos paseos diarios para mantener su estado físico y su socialización.

El pelaje del Bedlington terrier necesita mucho cuidado. Requiere de peluquería cada seis a ocho semanas para no enredarse. Si el perro es de exposición, el pelaje requiere más cuidados. Sin embargo, el Bedlington tiene la ventaja que no pierde tanto pelo como otros perros y puede ser una buena opción para quienes tienen alergia al pelo de los perros (aunque el cuidado del pelaje lo tendría que hacer otra persona).

Historia del Bedlington terrier

El Bedlington terrier se originó a partir de los terrier de Rothbury, en Inglaterra. Estos perros eran muy apreciados por gitanos fabricantes de clavos, que usaban a los perros durante sus jornadas de caza. Utilizaban a estos perros para cazar zorros, tejones y otros animales de madriguera.

Debido a su gran agresividad durante la caza y su enorme agilidad, los Bedlington terrier también fueron empleados para peleas de perros, en la misma época en que los pitbull también eran usados para esas actividades crueles. Esto ayudó a fijar en la raza ciertas características conductuales que pueden dificultar su relación con otros perros.

Con el tiempo, y en parte debido a la apariencia amigable del Bedlington terrier, la raza se convirtió en una raza de compañía. Aunque hoy sigue siendo reconocido como terrier, ya no suele cumplir las funciones de este grupo cinológico, sino que es un perro mascota.

Sin embargo, algunos cazadores siguen empleando al Bedlington terrier y, ocasionalmente, lo cruzan con los whippet para obtener los conocidos "lurcher", es decir perros resultantes de la cruza entre galgos y razas de trabajo.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.