Dachshund

Dachshund

Fotografía de Ellen Levy Finch, bajo licencia CC BY-SA 3.0.

Dachshund es el nombre original y oficial del famoso y carismático perro salchicha. En alemán significa "perro tejonero" y hace referencia a la función original de este perro que era la de cazar tejones.

También se conoce a los perros salchicha como teckel o dackel. Ambas palabras son también alemanas y la primera se usa con más frecuencia en las ciudades, mientras que teckel es el nombre más usado para esta raza entre los cazadores alemanes.

La raza se presenta en diferentes variedades de acuerdo con el pelaje y el peso. La Federación Cinológica Internacional (FCI) reconoce 3 variedades de tamaño (estándar, miniatura y para la caza del conejo) y tres variedades de pelo (corto, duro y largo). Las combinaciones posibles dan 9 variedades de dachshund:

  • Estándar
    • De pelo corto
    • De pelo duro
    • De pelo largo
  • Miniatura
    • De pelo corto
    • De pelo duro
    • De pelo largo
  • Para la caza del conejo
    • De pelo corto
    • De pelo duro
    • De pelo largo

Otras organizaciones, como el American Kennel Club (AKC), solamente reconocen dos variedades según el tamaño (estándar y miniatura), pero reconocen las tres variedades de pelo.

Las variedades más pequeñas (miniatura y teckel para la caza del conejo) también son cazadoras, pero se orientan a presas más pequeñas y menos agresivas que los tejones.

Apariencia

El dachshund es un perro bajo y alargado, patas cortas y cabeza alargada. Su apodo "perro salchicha" lo describe muy bien.

La cabeza es alargada, pero el hocico no debe ser puntiagudo. La depresión naso-frontal (stop) es poco marcada. Los ojos son ovalados y medianos. Su color varía en diferentes tonalidades de marrón oscuro (desde rojizo hasta negruzco). Las orejas son de inserción alta, colgantes, largas y de borde redondeado.

El cuerpo de este perro es alargado y con la línea superior ligeramente inclinada. El pecho es amplio y profundo. El vientre es ligeramente recogido.

La cola es larga y de inserción no muy alta. Puede presentar una curvatura ligera en su último tercio.

El pelaje correspondiente a cada variedad debe ser de la siguiente manera:

  • Dachshund de pelo corto. El pelo es corto, brillante, liso, fuerte, duro, espeso y bien pegado al cuerpo. No presenta zonas sin pelo. Esta variedad es la más popular.
  • Dachshund de pelo duro. Excepto en hocico, cejas y orejas, el pelaje está formado por la mezcla de la capa interna con la capa externa. Esta última es regularmente pegada, espesa y de "pelo de alambre". En el hocico el pelo forma una barba bien marcada y sobre los ojos forma unas cejas tupidas. En las orejas el pelo es corto y casi liso.
  • Dachshund de pelo largo. La capa externa es lisa, brillante y bien pegada al cuerpo. Es más largo debajo del cuello, en la parte inferior del cuerpo, en las orejas, la parte posterior de las extremidades y en la cola.

Los colores aceptados en todas las variedades son:

  • Unicolor, que puede ir desde el rojo hasta el amarillo, con o sin moteado negro.
  • Bicolor, que puede ser negro o marrón con manchas fuego (rojo oxidado o amarillo).
  • Manchado, en el que los perros son arlequinados o atigrados, con el color básico siempre oscuro (negro, rojo o gris).

Peso y altura

El estándar de la raza no indica una talla en particular, pero los dachshund son perros pequeños y su altura máxima a la cruz suele estar entre 25 y 30 centímetros.

La diferencia entre las variedades se hace según el perímetro torácico, de la siguiente manera:

  • Dachshund estándar. Perímetro torácico superior a 35 centímetros. El peso máximo es de 9 kilogramos.
  • Dachshund miniatura. Perímetro torácico entre 30 y 35 centímetros a la edad mínima de 15 meses.
  • Dachshund para la caza del conejo. Perímetro torácico menor de 30 centímetros, a la edad mínima de 15 meses.

Temperamento y carácter

Estos perros son muy juguetones y amigables con los suyos, pero tienen un impulso de presa muy fuerte por lo que tienden a perseguir y atacar a animales pequeños. También suelen ser ladradores.

Es importante socializar a los perros salchicha desde pequeños porque su naturaleza es desconfiada con los extraños. Sin una correcta socialización tienden a ser agresivos o miedosos, tanto con personas extrañas como con otros perros. En cambio, cuando están bien socializados pueden llevarse muy bien con la gente y bien con otros perros, aunque es difícil socializarlos con otras mascotas.

Se dice que los dachshund son muy testarudos y no responden al adiestramiento canino. Lo que sucede en realidad es que no responden bien al adiestramiento tradicional, ya que reaccionan mal al uso de la fuerza. Sin embargo, responden muy bien al adiestramiento en positivo.

Los principales problemas de comportamiento que se presentan en esta raza son los ladridos excesivos y la tendencia a excavar en el jardín.

Salud y cuidados

Por su morfología particular muy alargada, el perro salchicha es propenso a lesiones de la columna vertebral. Son frecuentes los daños a los discos intervertebrales. Los accidentes que causan parálisis de las patas posteriores son más frecuentes en esta raza. Por eso, es importante evitar el manejo brusco de estos perros, los saltos, subir y bajar gradas con frecuencia, y el sobrepeso.

El dachshund también es propenso a sufrir luxación patelar, epilepsia, glaucoma, hipotiroidismo y atrofia progresiva de retina.

El cuidado del pelo es sencillo, ya que no requiere peluquería canina u otras ayudas. Lógicamente, el dachshund de pelo corto requiere menos esfuerzo que las otras variedades. En las variedades de pelo duro y largo es necesario cepillar el pelaje a diario.

Estos perros requieren ejercicio moderado, por lo que se adaptan bien a la vida en departamentos. Sin embargo, pueden causar algunos problemas porque tienden a ser ladradores.

Si se quedan solos por mucho tiempo o se aburren, suelen destruir cosas o cavar. Por eso, no es buena idea dejarlos solos la mayor parte del día.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.