Perro pastor de Brie

perro pastor de Brie

Ejemplar adulto de perro pastor de Brie.

De apariencia rústica, este perro es un verdadero trabajador, y ha demostrado sus cualidades tanto en el pastoreo como en la guardia y defensa.

Fotografía de tinabasgen, bajo licencia Creative Commons.

El pastor de Brie, también conocido como Briard, es un perro muy llamativo por su largo y hermoso pelaje. También destaca por su temperamento protector y leal, y es por eso que fue y sigue siendo muy cotizado en su país de origen.

Apariencia del perro pastor de Brie

El cuerpo rústico y musculoso es ligeramente más largo que alto. El dorso es recto y la grupa un poco inclinada. El pecho es largo, ancho y profundo. Las patas son fuertes y musculosas, como corresponde a todo perro pastor.

La cabeza del pastor de Brie es fuerte y larga, y está cubierta de abundante pelo largo que forma barba, bigotes y cejas. La nariz es negra, excepto en los perros de color azul, en los que es azulada. Los ojos son ovalados, dispuestos horizontalmente y de color oscuro, aunque se aceptan ojos más claros en ejemplares azules. Las orejas son de inserción alta, cortas y planas.

La cola de este perro es larga y llega por lo menos al corvejón. Cuando el perro está en reposo, el extremo de la cola forma un gancho en forma de "J". Cuando el perro está activo, lleva la cola levantada como prolongación de la línea superior.

El pelo del Briard es característico de la raza y según el estándar tiene la textura del pelo de cabra. El pelo de estos perros es largo, seco y suave, y tiene un ligero subpelo. Puede ser de color negro, leonado, leonado con una capa de color negro y a veces con máscara gris o azul.

Temperamento y carácter del perro pastor de Brie

Estos perros son leales y protectores de los suyos. Tienden a ser territoriales y sus fuertes instintos de pastores salen a flote con facilidad. Los Briard son animales activos, inteligentes e independientes.

Por su tendencia a ser perros protectores y territoriales, los pastores de Brie tienen que ser socializados desde temprana edad. En caso contrario, suelen convertirse en perros agresivos con la gente y con otros perros. Sin embargo, cuando han sido socializados correctamente, pueden tolerar a los extraños (aunque nunca serán tan amistosos como los golden retriever o los labradores). Con su familia, sin embargo, tienden a ser muy cariñosos y leales.

Por su gran inteligencia y memoria, pueden destacar en el adiestramiento de perros para diferentes especialidades. Sin embargo, no toleran bien los castigos y por eso es mejor evitar el adiestramiento tradicional que emplea herramientas de castigo como los collares de púas, de ahorque y de choques eléctricos. Es mejor entrenar a estos perros mediante algún estilo de adiestramiento en positivo, como el adiestramiento con clicker.

Bien socializados y en el ambiente adecuado, los Briard no suelen causar problemas. Sin embargo, presentan una conducta instintiva que puede ser problemática, especialmente con los niños. Estos perros tienden a "guiar su rebaño" en cualquier circunstancia y pueden tratar de agrupar a las personas en un solo lugar, especialmente a niños. Para lograr esto, pueden morder los talones de niños y adultos que pasan trotando o corriendo. Esta conducta no puede eliminarse con ningún tipo de adiestramiento porque tiene bases genéticas, pero puede redirigirse hacia el deporte de herding (pastoreo).

Los pastores de Brie pueden ser excelentes mascotas para gente que vive en casas con grandes jardines o en zonas rurales, que disfrutan de actividades físicas y que tienen experiencia previa con otros perros. No son buenas mascotas para gente sedentaria, con poco tiempo o sin experiencia previa con perros. Nunca hay que dejar a solas a un perro de este tamaño con niños pequeños, sin importar cuán bien se lleven.

Peso y altura

La altura a la cruz es de 62 a 68 centímetros para los machos y de 56 a 64 centímetros para las hembras. El peso ideal no está indicado en el estándar de la raza, pero estos animales suelen pesar alrededor de 35 kilogramos.

Salud y cuidados

A pesar de ser una raza seleccionada para trabajos intensos, el Briard tiene predisposición a ciertas enfermedades de perros. Las más frecuentes son la displasia de cadera y la torsión gástrica. Con menor frecuencia también tiene tendencia a desarrollar ceguera nocturna, atrofia progresiva de retina y problemas cardíacos.

El pelaje del Briard requiere de más cuidado que el de otras razas de perros. Es necesario cepillar y peinar al perro al menos dos o tres veces por semana para que el pelo no se enrede. El peinado es para la capa externa de pelo largo. El cepillado es para evitar que se enrede la capa interna de pelo. Además, es bueno llevar al perro a la peluquería canina una vez cada dos o tres meses. El baño puede ser más frecuente que en otras razas, pero no más que una vez por mes. Cuando se cuida bien el pelaje, estos perros no pierden mucho pelo.

Los pastores de Brie también necesitan mucho ejercicio y compañía. Aunque son perros independientes, han sido seleccionados por su capacidad para llevar a cabo trabajos intensos en compañía de pastores y rebaños. Por eso, no son adecuados para familias que pasan todo el día afuera. Si estos perros se quedan solos por períodos prolongados pueden desarrollar conductas destructivas y agresivas.

Además de los juegos y paseos diarios, es bueno que estos perros realicen algún deporte canino. Idealmente, será herding (pastoreo), pero también pueden practicar schutzhund, agility, freestyle canino y prácticamente cualquier deporte que desafíe mental y físicamente al perro.

Por su tamaño y necesidad de energía, estos perros no son adecuados para la vida en departamento. Pueden adaptarse a la vida en ciudad, pero viven mejor en zonas rurales, con familias que les brindan mucho espacio y compañía.

Historia del perro pastor de Brie

Ésta es la más antigua de las cuatro razas de perros pastores franceses, junto al beauceron, el pastor de Picardía y el pastor de los Pirineos (ya sea la variedad de pelo largo o la de cara rasa). Se piensa que ya existía en el siglo VIII, por algunas pinturas de la época en la que aparecen perros similares al pastor de Brie.

Por siglos fueron empleados para cuidar y guiar los rebaños, y eran conocidos como perros pastores franceses de tierras bajas. En 1809 se acuñó el término "perro pastor de Brie" para la raza, y es el nombre con que se la conoce actualmente.

Esta raza polifuncional fue empleada también por el ejército francés durante las dos guerras mundiales, donde demostró ser más que un perro pastor. Aunque hoy no goza de mucha popularidad en todo el mundo, el pastor de Brie es un perro muy conocido y apreciado en su país.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.