Perro pastor de los Pirineos de pelo largo

pastor de los pirineos de pelo largo

El perro pastor de los Pirineos de pelo largo es un animal de tamaño bajo a medio, muy activo y leal.

Fotografía de Jan Kehrl, bajo licencia Creative Commons.

El pastor de los Pirineos es un perro francés que existe en dos variedades: la de pelo largo y la de cara rasa. Ambas son reconocidas como razas separadas por la Federación Cinológica Internacional. La raza (o variedad) de pelo largo es un poco más pequeña y, por supuesto, presenta un pelaje de mayor longitud.

Apariencia del pastor de los Pirineos de pelo largo

Delgado, de baja a mediana estatura y con un cuerpo más largo que alto, el pastor de los Pirineos es un excelente guía y guardián de rebaños.

La cabeza de este perro es de forma triangular y casi tan larga como ancha. La nariz es negra. Los ojos tienen forma ligeramente almendrada y son de color pardo oscuro, excepto en los ejemplares de pelaje arlequín o azul pizarra, en los que se aceptan ojos de color diferente. Las orejas son cortas, triangulares, finas, colgantes, planas y terminadas en punta.

La cola del perro pastor de los Pirineos es de inserción baja, no muy larga y se curva en su extremo, adoptando forma de gancho. La tradición indicaba que la cola debía amputarse, pero esa costumbre se ha perdido en gran parte del mundo. Lastimosamente, todavía sigue vigente y es legal en muchos países.

El pelaje es la principal diferencia entre esta variedad de perro pastor y el pastor de los Pirineos de cara rasa. En la variedad de pelo largo, el pelaje es abundante, casi liso o ligeramente ondulado y, por supuesto, largo o semi-largo. De acuerdo con el estándar de la raza, la textura es intermedia entre el pelo de cabra y la lana de oveja. El pelo de estos perros puede ser de color leonado, gris, arlequín o azul pizarra.

Temperamento y carácter del pastor de los Pirineos de pelo largo

Estos perros son muy inteligentes, valientes y activos. Por su inteligencia son muy versátiles y capaces de desempeñar varias funciones. También son perros muy leales a los suyos, y tienden a formar un vínculo muy estrecho con una sola persona.

Los pastores de los Pirineos son muy leales y unidos con su familia, pero tienden a ser territoriales y reservados con los extraños. Aunque no suelen ser agresivos, la socialización temprana es muy importante para reducir la territorialidad y permitir que sean menos huraños.

Son perros con excelentes capacidades para el aprendizaje, por lo que responden muy bien al adiestramiento canino cuando éste se realiza adecuadamente. Responden mucho mejor al adiestramiento en positivo que al adiestramiento tradicional, así que es más efectivo emplear un estilo positivo, tal como el adiestramiento con clicker.

Aunque no suelen presentar problemas serios de comportamiento, estos perros pueden ser huraños con los desconocidos. Además, sus fuertes instintos de pastoreo pueden llevarlos a tratar de juntar en grupos a los niños o a las mascotas de la casa.

Estos perros son definitivamente pastores y viven mejor en un ambiente rural, pero también pueden ser excelentes mascotas si se les brinda el ejercicio y la compañía que necesitan, y no se los fuerza a ser amigos de todo el mundo.

Peso y altura

Los pastores de los Pirineos de pelo largo son un poco más pequeños que la variedad de cara rasa. La altura a la cruz para los machos, ronda entre 42 y 48 centímetros. La altura a la cruz de las hembras va de 40 a 46 centímetros.

El peso ideal no está indicado en el estándar de la raza, pero estos perros suelen pesar entre 7 y 15 kilogramos.

Salud y cuidados

Esta raza no es particularmente propensa a alguna enfermedad hereditaria. Por supuesto, igual hay que brindarle los cuidados veterinarios comunes a cualquier raza de perros.

Aunque no lo parezca, el pelo de estos perros es fácil de cuidar. Suele ser suficiente con el peinado y cepillado semanal para mantenerlo libre de marañas. No es necesario ni recomendable bañar muy a menudo a estos perros pastores, y la regla general es bañarlos sólo cuando es realmente necesario.

Estos perros necesitan mucho ejercicio y compañía. Es necesario pasearlos al menos unas dos veces por día y brindarles juegos para ejercitarlos y fortalecer el vínculo con su dueño. También se pueden aprovechar algunos deportes de perros como el agility y el freestyle canino, pero de preferencia tienen que practicar herding (pastoreo).

Si reciben suficiente ejercicio, los perros pastores de los Pirineos pueden vivir bien en un departamento.

Historia del pastor de los Pirineos de pelo largo

La historia de esta raza se pierde en los tiempos, y su origen es desconocido. Sin embargo, la raza habita desde hace siglos en la cordillera de los Pirineos, al sur de Francia. En esas montañas, estos perros cumplían y siguen cumpliendo funciones de pastores, guiando y cuidando a los rebaños. Dado que su tamaño no es suficiente para enfrentar a animales salvajes de gran envergadura, los pastores de los Pirineos solían ser compañeros de trabajo de perros más grandes, como los perros de montaña de los Pirineos.

Estos perros son poco conocidos fuera de su país, pero en Francia son muy apreciados como mascotas y, en algunos lugares, todavía como pastores.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.