El cuarto a prueba de cachorros

adiestramiento canino

Si todavía estás pensando adquirir un cachorro o si ya tienes un perro que ensucia y destroza todo en tu casa, tienes que considerar la idea de tener un cuarto a prueba de cachorros.

Un cuarto a prueba de cachorros es simplemente un lugar en el que puedes dejar a tu cachorro (o perro adulto) cuando no lo puedes supervisar. Por supuesto, la utilidad del cuarto a prueba de cachorros es temporal, ya que dejarás de necesitarlo cuando tu perro esté bien educado.

Este cuarto puede ser cualquier lugar cerrado de tu casa que sea lo suficientemente grande como para que tu perro pueda jugar con sus juguetes y hacer sus necesidades lejos de su comida y su casa. Lo ideal sería que tenga al menos dos metros y medio de largo.

Ten presente que es mejor si el cuarto a prueba de cachorros no queda aislado cuando se cierra la puerta. Así tu perro podrá verte y sentirse acompañado.

Por ejemplo, podrías comprar una puerta de seguridad ajustable e instalarla delante de la puerta del cuarto para cachorros. Como estas puertas son pequeñas y tienen barrotes, permiten ver a través de las mismas. Por tanto, tu perro no se sentirá tan aislado como si cerraras la puerta del cuarto.

La característica principal del cuarto a prueba de cachorros es que sea un lugar seguro para tu perro y para tus pertenencias. Por tanto, este cuarto no debe tener cosas que tu perro pueda destrozar ni cosas que puedan ponerlo en peligro.

Un recinto cerrado en el jardín también puede ser útil, pero debes asegurarte que tu perro no sufrirá las inclemencias del tiempo estando afuera. Por esto, si tu perro es todavía cachorro lo mejor es un lugar dentro de la casa.

Mucha gente comete el error de dejar al perro afuera todo el día, pensando que se distraerá en el jardín y así no causará problemas. Lo que ocurre en esos casos es que el perro se acostumbra a destrozar el jardín, hacer agujeros, morder las paredes, mordisquear el auto y convertirse en un perro poco amigable.

No confundas el cuarto a prueba de cachorros con un lugar donde depositar a tu perro para que no moleste. Los perros son seres vivos, no juguetes. No puedes dejar a tu cachorro aislado como si fuese un objeto más. Por tanto, este cuarto debe ser usado el menor tiempo posible.

El cuarto a prueba de cachorros se usa solamente para dejar al perrito en aquellos momentos en que no puedes supervisarlo. Nunca para dejarlo la mayor parte del día.

Por tanto, si tu perro todavía no está bien educado, considera que debes tener un lugar en el que pueda estar tranquilo cuando tú no lo puedas supervisar. En este cuarto deberán estar la casa de tu perro, sus juguetes y sus recipientes de comida y agua. Además, es posible que tengas que empapelar el piso del cuarto con papel periódico por algún tiempo hasta que tu perro aprenda a no ensuciar en cualquier lugar.

Este cuarto debe estar libre de cosas valiosas y peligrosas así que revisa que no tenga:

  • Adornos frágiles
  • Objetos de vidrio que puedan caer y romperse
  • Cables eléctricos a la vista, que tu perro puede masticar
  • Elementos puntiagudos
  • Alfombras o tapetes

Por supuesto, la lista anterior no incluye todos los elementos que pueden ser valiosos o peligrosos. Excluye del cuarto a prueba de cachorros cualquier objeto que pueda ser valioso o peligroso.

Además es recomendable que el piso sea fácil de limpiar por lo que es recomendable un piso de cerámica, azulejo o cemento.

Recuerda

El cuarto a prueba de cachorros es de uso temporal. Solamente lo necesitarás para dejar a tu perro cuando no lo puedas supervisar (períodos relativamente cortos) y hasta que esté lo suficientemente educado como para no destrozar ni ensuciar tu casa.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.