Pastor belga laekenois

razas de perros

El laekenois es la variedad de pastor belga menos difundida en el mundo. Este perro comparte la estructura común de todos los pastores belgas, pero su pelo duro e hirsuto es distintivo.

La longitud del cuerpo es igual a la altura y el lomo es recto. Aunque musculoso, el cuerpo del laekenois no es pesado. Por el contrario, éste es un perro ligero y muy ágil.

El pastor belga laekenois tiene una cabeza alargada (no excesivamente) y delgada, con una frente un tanto aplanada. Las orejas, pequeñas y triangulares, están insertas arriba en la cabeza y terminan en punta.

Los ojos tienen forma ligeramente almendrada y son de color oscuro. Están dispuestos oblicuamente en la cara. El stop es moderado.

El hocico del pastor belga laekenois se estrecha hacia su extremo, pero no es puntiagudo. Las mandíbulas tienen músculos bien desarrollados, pero no abultados. Los dientes cierran en tijera.

A diferencia de los demás pastores belgas, el pelo del laekenois es duro, hirsuto, áspero y seco. Tiene una longitud de seis centímetros en el cuerpo y es más corto sobre la cabeza, la frente y las extremidades. El pelaje debe formar un adorno en el hocico, pero no debe esconder la forma de la cabeza.

El color del pelo debe ser rojo con rastros de carbonado (algunos pelos con extremidad negra). El carbonado se presenta principalmente en el hocico y la cola. A diferencia de otras variedades de pastor belga, el carbonado del laekenois es discreto.

Como en todos los pastores belgas, la cola del laekenois debe llegar hasta el corvejón o un poco más allá. Aunque está completamente cubierta de pelo, el pelaje de la cola no debe formar un copete, como en el pastor belga groenendael o en el pastor belga tervueren.

Las extremidades anteriores deben ser rectas y paralelas cuando se las observa de frente. Las extremidades posteriores deben ser musculosas pero no deben tener apariencia pesada o rechoncha. La angulación es normal.

Temperamento y carácter del pastor belga laekenois

Alerta, vigilante, valiente y de gran vitalidad, el laekenois es un perro inteligente y fácil de entrenar cuando se usan los métodos adecuados. Aunque es un perro resistente y duro, los métodos de adiestramiento duros pueden resultar contraproducentes. Para adiestrar a este perro se necesita constancia y firmeza, pero el trato duro y abusivo no sirve más que para crear problemas.

El laekenois es un perro muy dinámico y de instintos muy desarrollados, por lo que es necesario brindarle mucho ejercicio y socializarlo desde temprana edad.

El propietario de un laekenois debe ser firme pero justo. No se debe castigar gratuitamente a este perro porque se le destrozaría el carácter.

Además del adiestramiento del perro, es necesario manejar el ambiente para que el perro reciba los estímulos y ejercicios necesarios. Los paseos largos y los juegos son muy importantes con este perro.

Peso y altura

La altura a la cruz para los machos oscila entre los 60 y los 66 centímetros. Para las hembras, el rango de altura a la cruz está entre los 56 y 62 centímetros.

El peso de los machos debe estar entre los 25 y 30 kilogramos. El de las hembras debe estar entre los 20 y 25 kilogramos.

Salud y cuidados

Esta variedad de pastor belga no presenta problemas particulares de salud. Sin embargo, deben tomarse las precauciones para evitar algunos problemas menos frecuentes pero potenciales, como los problemas oculares, alergias de piel, displasia de cadera y displasia de codo.

El laekenois puede acomodarse muy bien a la vida en un departamento, pero requiere mucho ejercicio y con frecuencia.

Aunque puede soportar climas cálidos, este perro está mejor en climas fríos (pero no extremos). Es un perro que además de ejercicio, necesita compañía, por lo que no se adapta bien a vivir aislado en caniles.

El laekenois pierde poco pelo, por lo que no es necesario cepillarlo con mucha frecuencia. Sin embargo, su pelaje duro e hirsuto requiere de peluquería un par de veces al año.

La historia del pastor belga laekenois

Originario de Antwerp, el pastor belga laekenois era el favorito de la reina Henrietta de Bélgica. El nombre de esta variedad de perro pastor proviene del castillo de Laeken donde esta reina vivió.

Con el transcurso del tiempo, el laekenois perdió popularidad y actualmente es la variedad menos difundida del pastor belga.

Aunque cada variedad de pastor belga tiene una historia particular, la historia del laekenois es parte de la historia de toda la raza. Para conocer el origen y la historia de este maravilloso perro, visita la historia del perro pastor belga.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.