Pastor belga tervueren

razas de perros

De las cuatro variedades de pastor belga, solamente el tervueren y el groenendael tienen pelo largo. Por eso, son las dos variedades que han alcanzado más popularidad como mascotas.

Sin embargo, y a pesar de su belleza y elegancia, el pastor belga tervueren es ante todo un perro de trabajo.

Su cuerpo cuadrado, musculoso y ligero le proporciona la agilidad y la fuerza necesarias para tener éxito en casi cualquier trabajo que se le encomiende. Al igual que los demás pastores belgas, el tervueren es un perro ágil y muy activo.

Las orejas triangulares y terminadas en punta, son pequeñas y de inserción alta en una cabeza larga, recta y delgada. Los ojos oscuros y de forma almendrada, le dan al pastor belga tervueren una expresión entre altiva y melancólica.

Los poderosos dientes del tervueren cierran en tijera y están dispuestos en un hocico que es más ancho en su base que en su extremo. El hocico nunca es puntiagudo.

El pelo de este pastor belga es corto sobre la cabeza, la parte externa de las orejas y la parte baja de las patas (excepto por el lado posterior del antebrazo que presenta flecos). El resto del cuerpo está cubierto por pelo largo, aunque no tan largo como en otras razas de pastor tales como el bobtail. El pelo liso y largo es más abundante en el cuello y el antepecho, donde dibuja un hermoso collar que le confiere al tervueren un aire de realeza. El pelo también es muy abundante en la cola donde forma un copete.

Los colores aceptados para el pastor belga tervueren son el rojo carbonado y el gris carbonado, siempre con máscara negra. El carbonado es el color resultante de pelos que tienen el extremo negro, por lo que el color de base se oscurece un poco.

La cola de longitud media y con abundante pelo, debe llegar por lo menos hasta el corvejón.

Las extremidades anteriores son rectas y paralelas entre si. Las extremidades posteriores son poderosas pero sin dar la apariencia de ser pesadas. Tienen angulación normal.

Temperamento y carácter del pastor belga tervueren

Vigilante, activo y de gran vitalidad, el tervueren es un excelente perro guardián y protector de los suyos. Como tiene muy desarrollados los instintos de protección y territorialidad, es necesario socializarlo desde cachorro.

El tervueren tiene tanta energía como cualquier otro pastor belga, por lo que necesita alguna ocupación diaria para mantenerse distraído y quemar toda la energía excedente. La falta de ejercicio físico y mental, puede causar problemas de comportamiento.

Este perro es fácil de entrenar si se utilizan los métodos adecuados. Métodos duros pueden destruir el carácter del tervueren, o llevar a la confrontación. Es preferible utilizar métodos de adiestramiento canino que se basen en la cooperación y no en la dominación.

El pastor belga tervueren necesita un propietario que conozca de perros. Si se dan las condiciones adecuadas, este perro puede llegar a ser un excelente perro guardián, un gran perro pastor o una mascota maravillosa. Todo depende de la correcta crianza y educación.

Peso y altura

La altura a la cruz para los machos oscila entre los 60 y los 66 centímetros. Para las hembras, el rango de altura a la cruz está entre los 56 y 62 centímetros.

El peso de los machos debe estar entre los 25 y 30 kilogramos. El de las hembras debe estar entre los 20 y 25 kilogramos.

Salud y cuidados

Al igual que las demás variedades de pastor belga, el tervueren es un perro resistente que pocas veces presenta problemas de salud. Sin embargo, el cuidado veterinario es siempre necesario, por lo que se debe elegir un veterinario con sólidos conocimientos y experiencia.

Aunque el pastor belga tervueren puede adaptarse a vivir en un departamento, necesita mucho ejercicio. Por eso, es mejor si se cuenta con un jardín o un patio. Ya sea que viva en departamento o en una casa, los paseos diarios son imprescindibles para este perro. Deben ser paseos largos.

Además del ejercicio, este perro necesita compañía constante. No es un perro para dejar en un canil o en el patio la mayor parte del día.

El pastor belga tervueren pierde pelo de forma regular durante todo el año. Además, los machos pierden pelo en mayor cantidad una vez por año. Las hembras pierden pelo en forma abundante dos veces al año. El cepillado regular es necesario para mantener el manto del tervueren en buenas condiciones. La visita a la peluquería canina puede ser de utilidad si el dueño no tiene conocimientos sobre el tema.

La historia del pastor belga tervueren

El pastor belga tervueren debe su nombre a la villa belga de Tervueren. Este hermoso perro no siempre fue muy popular. Después de dos épocas en que la población de esta variedad estuvo punto de desaparecer, el tervueren logró cobrar popularidad en 1945.

Aunque cada variedad de pastor belga tiene una historia particular, la historia del tervueren es parte de la historia de toda la raza. Para conocer el origen y la historia de este maravilloso perro, visita la historia del perro pastor belga.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.