Perro lobo de Saarloos

perro lobo de saarloos

El perro lobo de Saarloos es descendiente del pastor alemán y del lobo siberiano.

Aunque es un animal hermoso, no es una gran mascota porque tiene muchas características conductuales del lobo.

El perro lobo de Saarloos es un animal fuerte y balanceado, que tiene la apariencia y muchas conductas del lobo, del cual desciende. Aunque está incluido en el grupo de perros pastores, no es un perro de trabajo.

Apariencia del perro lobo de Saarloos

El cuerpo de este perro es delgado y más largo que alto. Presenta espalda recta y pecho moderadamente ancho. El pecho muy ancho o profundo no es deseable, ya que no corresponde a la morfología de un perro trotador. Las patas son largas y musculosas.

La cabeza del Saarloos tiene la apariencia de la cabeza de un lobo. Tiene forma de cuña, cráneo aplanado y stop (depresión naso-frontal) ligero. La nariz es bien pigmentada. Los ojos son de forma almendrada y están dispuestos oblicuamente. Su expresión es alerta y reservada, por lo que se prefieren los ojos amarillos, que confieren dicha expresión. Las orejas son medianas, erectas, triangulares y con la punta redondeada.

La cola del perro lobo de Saarloos es de inserción baja, ancha, larga y con pelo profuso. Generalmente, el perro la lleva casi recta o ligeramente curvada en forma de sable.

El pelaje de este perro es variable según la época del año. En invierno predomina la capa interna de pelo que, junto con el pelo externo, forma un denso manto que protege al perro y un característico collar abundante. En verano predomina el pelaje externo. En todos los casos, sin embargo, el pelo es denso y cubre todo el cuerpo, incluyendo el vientre, la parte interna de los muslos y el escroto.

El pelaje es de tonalidad clara en la parte inferior del cuerpo, la zona interna de las extremidades y la parte trasera de los muslos. Aparte de eso, los colores aceptados en la raza son el negro sombreado, pardo sombreado y diferentes tonalidades de blanco (desde crema hasta blanco puro).

Temperamento y carácter del perro lobo de Saarloos

Estos perros no fueron creados para cumplir un trabajo en particular y por eso su temperamento no refleja el típico temperamento de los perros pastores. Al contrario, los Saarloos son perros con comportamientos muy primitivos (desde el punto de vista evolutivo), que recuerdan al lobo. Estos perros son muy enérgicos, activos, independientes e inteligentes, pero difíciles de entrenar.

Por su herencia lobuna, tienden a ser animales muy reservados con los extraños y suelen ser tímidos. Sus primeras reacciones ante situaciones e individuos desconocidos son de huída, pero pueden llegar a ser agresivos si no se les permite la libertad de alejarse.

Tienden a llevarse bien con perros con los que han crecido y pueden tolerar a perros extraños. Sin embargo, no suelen ser buenos compañeros ni para otras mascotas ni para niños, ya que sus instintos cazadores son fuertes. Es muy importante socializar a los Saarloos desde muy temprana edad, ya que la ventana de socialización es menor que en otras razas de perros.

Además, estos perros no son los mejores para el adiestramiento canino convencional, ya que suelen ser extremadamente independientes en su forma de pensar. Pueden aprender muchas cosas, pero nunca destacarán en la obediencia canina clásica ni en los deportes para perros. De cualquier manera, a la hora de educarlos, es importante entrenar en positivo, especialmente a través del adiestramiento con clicker, porque responden muy mal al adiestramiento canino tradicional.

Uno de los principales problemas al adiestrar a estos perros radica en la educación para que acepten permanecer en sus jaulas de viaje. Los perros lobos de Saarloos sienten mucha ansiedad cuando están en lugares reducidos y no aprenden con facilidad a permanecer en una jaula.

Al tener comportamientos lobunos primitivos, estos perros no son las mejores mascotas que puedan existir. Pueden presentar muchos problemas de comportamiento cuando viven en ciudades muy pobladas, y viven mejor en haciendas y propiedades rurales donde tienen suficiente espacio para correr. Sin embargo, hay que cuidar que no persigan a otras mascotas y animales de granja.

Peso y altura

Estos perros son altos y los machos tienen una altura a la cruz de entre 65 y 75 centímetros, mientras que la altura a la cruz de las hembras va de 60 a 70 centímetros. El peso varía entre 36 y 41 kilogramos.

Salud y cuidados

Al ser una raza desconocida, no se tienen datos precisos sobre la incidencia de enfermedades hereditarias. Sin embargo, al ser el Saarloos un perro grande y tener como ancestro al pastor alemán, no está de más tomar precauciones para prevenir problemas causados por displasia de cadera. Aunque no es obligatorio, no sería exagerado tomar placas radiográficas de caderas cuando los perros alcanzan los dos años de edad, o cuando el veterinario considere prudente.

El cuidado del pelo no es especial, y basta con el cepillado y peinado regular. No es buena idea bañar a estos perros con mucha frecuencia, y sólo debe hacerse cuando los perros están sucios.

Los perros lobos de Saarloos necesitan mucho ejercicio y no les basta con unos paseos cortos cada día. Estos perros necesitan largos paseos cada día y, mejor aún, la posibilidad de correr y explorar libremente en un área amplia pero segura. No son perros adecuados para la vida en departamento.

También necesitan compañía constante, ya que evolucionaron como animales altamente sociables dentro de su clan familiar. No son perros de canil y necesitan pasar mucho tiempo con su familia, ya sea que ésta comprenda sólo humanos o humanos y perros.

Historia del perro lobo de Saarloos

A pesar de su apariencia lobuna y comportamientos primitivos, esta es una de las razas caninas más recientes y planificadas. Fue creada por Leendert Saarloos, un holandés aficionado al perro pastor alemán, que pensaba que la cría intensiva de esos perros los había debilitado físicamente.

Para conseguir mejores características físicas, Saarloos cruzó un macho de pastor alemán, Gerard van der Fransenum, con una hembra de lobo siberiano, a la que llamó Fleuri. Posteriores cruces entre la descendencia, dieron una población inicial de perros con 25% de sangre de lobo. Esos perros se constituyeron en la raza que posteriormente se llamaría "perro lobo europeo".

En su intento por mostrar las cualidades de la raza, Saarloos consiguió que se usaran esos perros como guías para ciegos. Sin embargo, el tiempo dejó claro que el temperamento cauto y tímido de los perros lobos no era el adecuado para un perro de trabajo y mucho menos para el de un perro lazarillo.

En 1975, seis años después de la muerte de Leendert Saarloos, la raza fue reconocida por el kennel club holandés, bajo el nombre de perro lobo de Saarloos, en honor a su creador.

Hoy en día el perro de Saarloos es un animal extremadamente raro y no se lo conoce fuera de su país de origen. Incluso en Holanda es un perro prácticamente desconocido.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.