Perro pastor holandés

perro pastor holandés

El perro pastor holandés es un perro lupoide, muy parecido al pastor alemán y al pastor belga.

Fotografía de Pleple2000, bajo licencia Creative Commons.

El pastor holandés es un perro mediano, inteligente y de carácter excepcional. En general, es poco conocido, pero es muy apreciado en algunos círculos de especialistas, como el de los aficionados al KNPV (deporte con perros de protección) y deportes similares.

Apariencia del perro pastor holandés

El cuerpo de este perro es fuerte y musculoso, con la espalda corta y recta, y el pecho profundo pero no estrecho. Las patas son fuertes, con buena musculatura y sólida osamenta.

La cabeza tiene forma de cuña, es alargada y enjuta. Es una cabeza típica de perros lupoides. La nariz es negra. Los ojos son medianos, de forma almendrada, disposición oblicua y color oscuro. Las orejas son medianas, erectas y de inserción alta.

La cola del pastor holandés es larga, y alcanza hasta el corvejón. En reposo, el perro la lleva colgando recta, o con una ligera curvatura. En acción, la levanta, pero no la enrosca ni la lleva hacia los costados.

De acuerdo con su pelaje, esta raza se puede presentar en tres variedades: perros de pelo corto, perros de pelo largo y perros de pelo duro. De acuerdo con el estándar de la raza, el manto es atigrado, siendo el color básico dorado o plateado. Se prefiere la máscara negra.

Temperamento y carácter del perro pastor holandés

Los pastores holandeses tienen el temperamento característico de los perros pastores. Son perros leales, inteligentes, activos, estables, perseverantes, protectores y confiables.

Estos perros tienden a ser protectores de sus familias, pero no suelen ser agresivos sin motivo. De todos modos, son perros protectores y territoriales que pueden reaccionar con agresión cuando sienten alguna amenaza. Por eso, es bueno socializarlos bien desde cachorros, para así evitar problemas. Suelen llevarse bien con otros perros y tienden a ser amigables con otras mascotas con las que han crecido.

Al ser animales muy inteligentes, perseverantes y estables, los pastores holandeses destacan entre los mejores para el adiestramiento de perros policías, de búsqueda y rescate, en obediencia canina y para pastoreo. Responden bien a diferentes métodos de adiestramiento canino, pero es aconsejable entrenarlos en positivo para evitar los innecesarios castigos físicos del adiestramiento tradicional.

Por su carácter estable, estos perros no suelen presentar problemas de comportamiento cuando reciben un trato adecuado, así como suficiente ejercicio y compañía. Pueden ser excelentes mascotas para familias que disfrutan de actividades al aire libre, ya que pueden llevarse bien con los niños (siempre que éstos respeten al perro). Sin embargo, no son perros adecuados para familias o personas sedentarias que no disfrutan de las actividades físicas intensas.

Peso y altura

La altura a la cruz se encuentra entre 57 y 62 centímetros para los machos, y entre 55 y 60 centímetros para las hembras. Es decir que el pastor holandés es casi del mismo tamaño que el pastor alemán.

El peso ideal no está indicado en el estándar de la raza, pero suele ser de alrededor de 30 kilogramos.

Salud y cuidados

Ésta es una de las razas de perros más saludables y no tiene una predisposición especial a enfermedades caninas hereditarias. Sin embargo, eso no es excusa para dejar desatendido al pastor holandés. Al igual que cualquier otro perro, necesita los cuidados veterinarios adecuados.

El cuidado del pelo es sencillo para las variedades de pelo largo y corto. Para esos perros, basta con el cepillado y peinado regular. El pastor holandés de pelo duro, sin embargo, necesita atención profesional dos o tres veces al año. En esta variedad, es necesario hacer "stripping" (retirar manualmente el pelo muerto) y no es aconsejable el cepillado ni el peinado. Tampoco es recomendable bañar con mucha frecuencia a los pastores holandeses, sean de la variedad que sean.

Al haber evolucionado como perros de pastoreo, los pastores holandeses son animales de trabajo que necesitan mucho ejercicio y compañía. No basta con tres paseos cortos para ejercitarlos, ni con darles un poco de atención cuando nos sobra tiempo. Hay que brindarles mucho ejercicio y compañía. Los deportes caninos como el agility y el schutzhund son muy buenos para canalizar la energía de estos perros, al mismo tiempo de compartir con ellos.

Sin embargo, pueden adaptarse a vivir bien en un departamento, siempre que se les brinde suficiente ejercicio.

Historia del perro pastor holandés

Tal como indica su nombre, este perro se originó en Holanda, donde realizaba funciones de pastoreo. Por su similitud con el perro pastor alemán y con el pastor belga, se piensa que estas razas tienen ancestros comunes.

Antiguamente, el perro pastor holandés guiaba a las ovejas para evitar que entren en sembradíos ajenos, y tenía que trabajar en armonía con otros perros. Actualmente, la raza es poco conocida, incluso en su país natal, pero es empleada para trabajos de perros policía, perros de búsqueda y rescate y otros similares.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.