Los nutrientes necesarios para el perro

nutrientes para perros

El correcto equilibrio de nutrientes es muy importante en las comidas para perros, ya sean comerciales o caseras.

Fotografía de KitAy, bajo licencia Creative Commons.

Para que tu perro tenga una vida feliz y saludable, su dieta debe tener un balance adecuado de nutrientes.

Estos nutrientes no son otra cosa que los elementos y compuestos químicos necesarios para el metabolismo de tu mascota, y se presentan en seis grupos principales:

  • Agua
  • Proteínas
  • Carbohidratos
  • Lípidos
  • Vitaminas
  • Sales minerales

1. Agua

El agua es el componente principal del cuerpo de tu mascota y participa en prácticamente todos los procesos metabólicos.

Un perro puede pasar varios días sin comer, incluso llegando a grados extremos de desnutrición, y aún así sobrevivir. Sin embargo, al igual que cualquier otro animal, sin agua no puede sobrevivir mucho tiempo. Por eso es muy importante que tu perro tenga agua fresca disponible en todo momento.

Cuando se trata del agua para tu perro, no sólo es importante la cantidad, sino también la calidad. El agua del grifo es potable y puede beberse, pero en la mayoría de las ciudades tiene altos contenidos de minerales que pueden causar desbalances nutricionales. No es que tengas que darle a tu cachorro agua embotellada, pero averigua si el agua de grifo en tu ciudad necesita ser tratada antes de su consumo.

2. Proteínas

Las proteínas son biomoléculas formadas por moléculas más pequeñas llamadas aminoácidos. Son imprescindibles para el mantenimiento y crecimiento de tu perro, y por tanto tienen que estar incluidas en su alimentación.

Las proteínas cumplen funciones estructurales, y por eso se consideran los "ladrillos" con los que se construye el cuerpo. Así, forman parte de los músculos, los órganos, tejidos conectivos, la piel, el pelo, etc.

Pero sus funciones van más allá de permitir al perro desarrollarse y crecer. Las proteínas también participan en el sistema inmunológico, transportan oxígeno en la sangre, realizan la contracción muscular, participan en el equilibrio del pH, transportan información y catalizan reacciones metabólicas en el cuerpo.

3. Carbohidratos

Los carbohidratos, también llamados glúcidos o hidratos de carbono, son la principal forma de almacenamiento y consumo de energía en los seres vivos. Son moléculas orgánicas formadas por carbono, oxígeno e hidrógeno.

Su función principal es la de almacenar y proporcionar energía inmediata, actuando así como el combustible que hace funcionar el cuerpo. No son nutrientes esenciales, ya que los perros pueden obtener su energía también a partir de lípidos y proteínas. Sin embargo, son muy importantes en la dieta porque permiten a los animales obtener energía inmediata sin agotar sus proteínas ni sus reservas de energía celular.

Por tanto, toda comida balanceada para perros tiene que incluir carbohidratos como aporte energético.

4. Lípidos

Los lípidos son las grasas animales y aceites vegetales, y algunos de ellos contienen los ácidos grasos que son nutrientes esenciales para tu perro. Por tanto, es necesario incluir lípidos en la alimentación de perros.

Estos nutrientes aportan mucha más energía que los carbohidratos y las proteínas, pero no es energía que se utilice inmediatamente como en el caso de los carbohidratos. Además, las grasas hacen que la comida para perros sea más apetecible y, por tanto, les guste más a los perros.

La falta de lípidos en la alimentación del perro puede causar problemas en la piel, el pelo y en los órganos internos del cuerpo. Sin embargo, el exceso de grasas puede causar obesidad y problemas asociados. Por tanto, es muy importante que la dieta de tu perro cuente con el aporte justo de los lípidos adecuados, que le brinden ácidos grasos esenciales, y que no se encuentren ni en exceso ni en déficit.

5. Vitaminas

Las vitaminas son nutrientes necesarios en cantidades pequeñas para el correcto funcionamiento de las vías metabólicas y los procesos fisiológicos de los perros. Tanto el déficit de vitaminas (avitaminosis) como el exceso de vitaminas (hipervitaminosis) pueden causar problemas que van desde leves hasta muy graves e incluso la muerte del perro.

Puesto que la mayoría de las vitaminas no son sintetizadas por el animal, es necesario incluirlas en su dieta. La única excepción es la vitamina C que puede ser sintetizada por el organismo del perro (a diferencia de los humanos), pero igual se suele incluir en el pienso para perros por sus efectos antioxidantes.

Un perro saludable no necesita complementos vitamínicos cuando cuenta con una dieta balanceada. Sin embargo, un perro enfermo o un perro viejo puede necesitar complementos vitamínicos. En estos casos, es el veterinario el único que debe indicar las vitaminas que deben suministrarse y las dosis adecuadas.

6. Sales minerales

Los minerales como el calcio, el fósforo y el hierro también son muy importantes en la dieta del perro. Se encuentran en forma de sales en diferentes alimentos naturales y también en los alimentos balanceados comerciales.

Estas sales forman parte de la estructura del cuerpo en huesos y dientes, regulan el balance de agua a través de la membrana celular, participan en la actividad nerviosa y muscular, forman parte de la hemoglobina (molécula para el transporte de oxígeno en la sangre) y participan en innumerables procesos metabólicos del cuerpo.

Con las sales minerales pasa lo mismo que con los nutrientes anteriores, ya que tanto el déficit como el exceso de minerales pueden causar trastornos en el organismo. Por tanto, es muy importante que exista un balance adecuado de minerales en el alimento para tu perro, ya sea balanceado comercial o alimento preparado en casa.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.