Ectropión

ectropión

Foto de Joel Mills bajo licencia CC BY-SA 3.0, vía Wikimedia Commons.

El ectropión es una enfermedad en la que el borde del párpado se desplaza hacia el exterior, quedando expuesta la parte interna del párpado.

Al estar expuesta la conjuntiva palpebral (parte interna del párpado), el perro queda predispuesto a sufrir problemas oculares de diversa índole, incluso con el riesgo de perder la vista.

Síntomas

Los síntomas del ectropión son muy evidentes y fáciles de notar. Comprenden:

  • Párpado inferior caído y separado del globo ocular, permitiendo ver la conjuntiva y el tercer párpado.
  • Conjuntiva roja o inflamada.
  • Manchas en la cara, causadas por el flujo de lágrimas que no pasan a los conductos lacrimales.
  • Inflamación ocular.
  • Infecciones oculares bacterianas recurrentes.
  • Irritación recurrente del ojo causada por objetos extraños.

Causas y factores de riesgo

El ectropión canino es primario cuando su causa es el mal desarrollo del perro, con una notoria predisposición genética.

En cambio, es secundario cuando es consecuencia de otros factores. En este caso, generalmnte es el resultado de trauma, inflamación, cuerpos extraños, infecciones, ulceración de la córnea, parálisis de los nervios faciales, pérdida rápida y marcada de peso, y pérdida de tono muscular alrededor de los ojos.

Los perros que sufren hipotiroidismo pueden padecer también de ectropión como consecuencia del mixedema y la parálisis facial.

El ectropión primario suele ocurrir en cachorros y es más frecuente en razas grandes y aquellas que tienen piel muy suelta y con pliegues, como San Bernardo, gran danés, bloodhound, bullmastiff, Terranova, shar-pei, algunos spaniel y algunos retriever.

El ectropión secundario es más común en perros viejos.

Diagnóstico

El diagnóstico de ectropión suele ser muy sencillo de hacer, ya que generalmente basta con la revisión del perro. La historia clínica y la raza ayudan a identificar causas probables para solicitar otros estudios complementarios.

Una vez diagnosticado el ectropión, el veterinario seguramente hará un examen oftalmológico completo del perro para identificar causas probables para decidir el mejor tratamiento.

Tratamiento

El tratamiento de esta enfermedad suele ser sencillo. Para los casos leves a moderados se prescriben gotas para los ojos u otros lubricantes, para ayudar a mantener la humedad del globo ocular. En caso de infecciones secundarias también se administran antibióticos para tratar el problema.

Si la causa del ectropión es otra enfermedad, como el hipotiroidismo, se debe tratar la misma.

Los casos severos de ectropión requieren cirugía para su tratamiento.

En cualquiera de los casos, el pronóstico es bueno.

Prevención

La prevención de esta enfermedad consiste en mantener la buena salud de los ojos de los perros antes que se presenten problemas mayores. También es aconsejable no usar como reproductores a ejemplares que presentan esta condición.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.