Perro pastor de Anatolia

perro pastor de Anatolia

Raza: Pastor de Anatolia

Otros nombres: coban köpegi, Anadolu coban köpegi

Clasificación FCI: Grupo 2, sección 2.2 - Perros molosoides tipo montaña

Origen: Anatolia

Función zootécnica: Perro guardián de rebaños

Altura a la cruz (machos): 74 - 81 cm.

Altura a la cruz (hembras): 71 - 79 cm.

Peso ideal (machos): 50 - 65 kg.

Peso ideal (hembras): 40 - 55 kg.

Foto de Pleple2000 bajo licencia CC-BY-SA-3.0, vía Wikimedia Commons.

Este perro pastor es un impresionante moloso originario de la península de Anatolia o Asia Menor, en Turquía.

El perro pastor de Anatolia no guía las ovejas, sino que las protege de lobos y otros depredadores. Esta es la función que desempeña en su región de origen desde hace cientos o quizás miles de años, y el motivo por el que debe ser un animal grande, fuerte y resistente tanto al trabajo físico como a los climas extremos de la región.

Aunque poco conocida en el mundo, esta raza es muy polémica. Es reconocida por las sociedades caninas más grandes y de alcance internacional, como la Federación Cinológica Internacional, el Kennel Club Americano y el Kennel Club Inglés, pero no es reconocida plenamente en su propio país de origen.

La mayoría de los cinólogos turcos opinan que el perro pastor de Anatolia es en realidad un conjunto de razas guardianas de rebaños, que incluyen al kangal, al akbash y otras razas originarias, además de cruces entre estas. También sugieren que el nombre alternativo coban köpegi refuerza esta idea, ya que en turco simplemente significa perro pastor y no hace referencia a ninguna raza en particular.

Sin embargo, el estándar racial del pastor de Anatolia es prácticamente igual al del kangal y muy parecido al del akbash, por lo que parece ser que la polémica seguirá existiendo por mucho tiempo.

Apariencia

El pastor de Anatolia es un perro gigante, poderoso y de aspecto imponente. Su cabeza es ancha y grande, pero bien proporcionada al cuerpo. Los ojos son pequeños en relación a la cabeza, y su color va de dorado a marrón. Las orejas son medianas, triangulares, redondeadas en el extremo y colgantes. El lomo es levemente arqueado. La cola es larga y el perro la lleva enrollada sobre la espalda cuando está activo.

El pelaje de este perro es denso y presenta un subpelo muy espeso que lo protege de los climas más duros. Puede ser corto o semilargo. El color del pelo es una de las principales diferencias con el kangal y el akbash (aunque según los criadores de estas últimas razas, no es la única diferencia). En el pastor de Anatolia se acepta cualquier color de pelo.

Temperamento y carácter

Este pastor es un perro serio y a pesar de su gran tamaño no es muy activo. Es altamente territorial y muy protector de los suyos, por lo que la socialización desde cachorro es muy importante si quieres tener un pastor de Anatolia como mascota. Un perro mal socializado de semejante tamaño sería un verdadero peligro, especialmente con un temperamento territorial y protector como el de esta raza.

Por otro lado, el temperamento naturalmente protector y guardián de este perro es una ventaja para quien busca un guardián de rebaños. Es por eso que la raza es usada actualmente no sólo en Turquía, sino también en los Estados Unidos y en otros países para proteger ganado. Debido a estas características conductuales, el Fondo para la Conservación del Chita (enlace en inglés) usa pastores de Anatolia y kangales para proteger los rebaños en Namibia y, de esta manera, evitar que los granjeros maten a los chitas.

A pesar de su desconfianza natural hacia los extraños, estos perros suelen ser muy gentiles y bondadosos con los suyos, especialmente con los niños. Sin embargo, no son muy juguetones, por lo que normalmente no se involucran en las travesuras de los menores en la misma manera que perros de otras razas.

Aunque son muy inteligentes, estos perros no destacan en la obediencia canina, ya que son extremadamente independientes. Esto no significa que no puedan aprender, sí pueden hacerlo y de hecho muchos de ellos son perros actores, pero si buscas un campeón de obediencia, de agility o de otro deporte canino, mejor concéntrate en otra raza.

Los pastores de Anatolia suelen ser muy ladradores y les gusta mucho cavar agujeros en el jardín, por lo que pueden causar problemas con los vecinos y con los jardineros.

Salud y cuidados

La raza es muy saludable, aunque presenta cierta propensión a la displasia de cadera y el entropión. También es una raza sensible a la anestesia. Su esperanza de vida es de alrededor de 12 años, mucho más que la mayoría de las razas gigantes.

El cuidado del pelo es sencillo. Suele bastar con dos cepillados semanales para mantenerlo en buen estado.

Estos perros no son muy activos, pero necesitan hacer ejercicio diario. El ejercicio bien puede consistir en paseos largos o en trotes y corridas eventuales, pero es muy necesario. Además, viven muy bien en exteriores, ya que no sufren por el clima. Toleran muy bien climas desde templados a fríos. No toleran muy bien el calor húmedo.

El costo de mantenimiento de esta raza es alto, como es de esperar para un perro de 50 kilogramos. Sin embargo, es notoriamente inferior a otras razas gigantes como el San Bernardo o el Gran Danés.

Copyright (c) 2007-2012. Todos los derechos reservados.